fbnoscript
3 de noviembre de 2018

Elecciones UNLP: recuperar los Centros de Estudiantes, el próximo desafío tras la rebelión educativa

Las elecciones de la UNLP se desarrollarán simultáneamente en todas las Facultades del 7 al 9 de noviembre, luego de la rebelión educativa por el salario docente y el presupuesto que sacudió al país y llegó a movilizar 350.000 personas a Plaza de Mayo. En La Plata, esta se expresó en masivas acciones de lucha, asambleas y tomas de facultades.

Las intenciones del gobierno de Macri y el FMI de atacar a las Universidades mediante la asfixia presupuestaria y el intento de adecuar las carreras a las necesidades del mercado capitalista chocaron con este movimiento de lucha.

La UNLP

En la UNLP, bajo el rectorado del radical de Cambiemos Fernando Tauber, se profundiza un rumbo de ajuste y privatización. Las autoridades resignan un recorte presupuestario que rondará el 15%, mientras refuerzan un régimen discrecional de convenios con empresas privadas, que ahora se realizan a espaldas, incluso, de los órganos de co-gobierno de la Universidad.

A cambio de preservar ese control sobre las cajas negras y los negociados, el Rectorado apoyó las políticas privatistas del gobierno, la resolución 1254 que devalúa los títulos, la subejecución del presupuesto 2018 y ahora el presupuesto de ajuste 2019. La apertura del remodelado “edificio Karakachoff”, destinado únicamente a los cursos de posgrado arancelados, es la confesión de una orientación privatista que se desarrolla hace años y años.

En ese mismo sentido, continúan las duras problemáticas que sufrimos trabajadores y estudiantes. Detrás de algunas fachadas nuevas, sigue anidando todo un régimen de precarización laboral y trabajo gratuito de no docentes, docentes e investigadores. Al mismo tiempo, los estudiantes seguimos sin bandas horarias en la mayoría de las facultades, con falta de docentes, cursos superpoblados, falta de mobiliario y herramientas; faltan de becas para afrontar nuestros estudios, y la deserción crece como producto de la política de ajuste del gobierno.

Todos votan morados…

Este año, el Rector Tauber no sólo recibió los votos de los representantes de su agrupación, la Franja Morada, en la Asamblea Universitaria, sino también de las agrupaciones que se reivindican kirchneristas y “anti-Franja”, como La Cámpora, el Miles y La Mella-Patria Grande.

Estas agrupaciones mostraron un fuerte compromiso con preservar al régimen universitario. Por eso, fueron un factor de desmovilización o se colocaron al margen del proceso de lucha en cuanto el movimiento empezó a cuestionar la complicidad de las autoridades con el ajuste.

La lucha por la recuperación de los Centros de Estudiantes, para que sean palancas para la lucha está completamente ligada a la pelea por la independencia política del movimiento estudiantil, donde por el momento, exceptuando Arquitectura, predominan las agrupaciones que integran el rectorado.

menos la izquierda

La excepción a la regla en una Universidad en la cual todos votan morados, es la izquierda. En particular, la conducción del Centro de Arquitectura, que realizó planteos de fondo contra el régimen universitario, y puso en pie un acto en las puertas de la Asamblea Universitaria contra la elección de Tauber.

Fueron las agrupaciones independientes y de izquierda las que se comprometieron de forma directa con el proceso de la rebelión universitaria. Es por esto que, en algunas facultades, las listas reflejan la fusión entre estas agrupaciones y el activismo que surgió a la lucha este año.

El 7, 8 y 9, vamos por los Centros

Vamos en los próximos días a la lucha por la recuperación de los Centros de Estudiantes, para colocar al movimiento estudiantil en el terreno de la independencia política, requisito necesario para derrotar a Macri-FMI y las autoridades y poner la Universidad al servicio del pueblo trabajador.

En Arquitectura, vamos con el DALE! (Agite+EnPerspectiva), contra los intentos del gobierno y el propio Tauber, que a través de la Franja quieren terminar con un centro que ha sido el canal para luchar de cientos de estudiantes y docentes este año. En esa facultad, el PTS decidió presentar, una vez más, una lista divisionista que se ahorra las críticas a la Franja para centrarse en atacar a la conducción del único centro independiente al día de hoy.

En Psicología, vamos con el FILPsi, el frente que, con el EPA! a la cabeza, se plantea recuperar el CEPsi, poniendo en jaque la conducción del Miles (Utopía) y la falsa oposición de La Mella (Aule).

Bellas Artes al Frente (Frente de Artistas+Contraimagen), luchará por ser la expresión de la rebelión educativa en la Facultad, donde la toma y las acciones de lucha fueron de gran masividad a pesar del boicot de La Cámpora-Miles (Bellas Artes x el Cambio) y de La Mella (Cronopios).

En Humanidades, el frente ARDE, que reagrupa a toda la izquierda con excepción del MAS (que dividió las listas en todas las Facultades) y al activismo autoconvocado, se plantea dar pelea en una elección que puede terminar de reconfigurar una polarización agotada entre La Mella (Aule) y el Miles (Utopía).

Por último, en Trabajo Social vamos con el Frente de Estudiantes de Izquierda en Lucha, un reagrupamiento de la izquierda que dará pelea, y en Naturales vamos con Estudiantes de Naturales en Acción, la lista que la UJS puso en pie contra el divisionismo del PTS.

La UJS y el Partido Obrero pondrán todas sus fuerzas en esta lucha abierta por recuperar los Centros de Estudiantes que se encuentran en manos de las agrupaciones del régimen universitario.

¡Que la rebelión universitaria llegue a los Centros!

En esta nota:

Compartir

Comentarios