fbnoscript
25 de septiembre de 2018

Elecciones Untref: en una elección regimentada, se fortalecieron el rectorado y el PJ

Las elecciones a Centro y consejo en la Untref que finalizaron el pasado jueves 20 estuvieron dominadas por el rectorado y el pejota universitario. 

Así las cosas, la elección se polarizó fuertemente entre las dos variantes del rectorado y el PJ, que por primera vez competían en la elección luego de romper su frente común. La Cámpora (49%) se impuso a la alianza Almafuerte/Evita (37%). La Izquierda en Bloque, lista que encabezamos, obtuvo el 7% en el tercer puesto. En cuarto y último lugar se ubicó La Mella, con el 4%.

Votaron 1.800 estudiantes, una caída significativa frente a los 2.200 participantes de otras elecciones. La conducción del centro apostó a una elección vaciada para que el aparato garantice su victoria. A diferencia de años anteriores, la veda total, en todas las sedes, comenzó el martes 18, extendiendo más allá de las 48 horas la veda habitual. El PJ impidió que se profundice el debate respecto a qué centro necesitamos, llegando incluso a censurar a estudiantes autoconvocados en el espacio “Untref en lucha”, a quienes no les permitieron intervenir en una clase pública el martes cuando comenzó la veda. 

El gran ganador de la elección es el rectorado, que sorteó la crisis educativa y la rebelión de estudiantes y docentes que se manifestó de modo incipiente en la Untref.

Perspectivas

La campaña de La Indocta UJS en la Izquierda en Bloque tuvo como eje el desenvolvimiento sin ataduras de la organización combativa que empieza a crecer en la Untref a partir de asambleas estudiantiles e interclaustro autoconvocadas que sirvieron para movilizar a la comunidad educativa e incluso realizar una vigilia en la universidad contra el ajuste de Macri y los rectores. Estas actividades fueron siempre resistidas por la conducción del centro. Sin embargo, este movimiento no llegó a propagarse masivamente entre el estudiantado.

La burocracia estudiantil juega –y jugará– el rol de contención y aislamiento de los sectores activistas.

La tarea de la Indocta y la Izquierda es colaborar en el desarrollo de este movimiento de lucha en la Untref, rompiendo el dique de contención que representa el centro. La situación en el país y en la universidad es explosiva y seguirá un curso ascendente. Estudiantes y trabajadores sabemos que con Macri no vamos a ningún lado y crecen las ganas de sacárselo de encima. Las direcciones estudiantiles que centran su política en acuerdos permanentes con Macri para aguantar hasta el 2019 se colocan conscientemente en el campo de los ajustadores y, más temprano que tarde, empezaron a chocar con sus propias bases, como lo demuestra el crecimiento de la izquierda en la UBA.

En ese terreno concreto, desde La Indocta trazamos nuestra intervención. 

Compartir

Comentarios