fbnoscript
24 de septiembre de 2018

Congreso de la FULP: pacto entre La Mella, Miles y La Cámpora contra la organización estudiantil

La UJS-PO y Agite, de Arquitectura, encabezaron la lista opositora que levantó la izquierda.

El viernes 21 se desarrolló el XXXVI Congreso Ordinario de la Federación Universitaria de La Plata. Durante la tarde, se realizaron comisiones de debate y recién por la mañana del sábado tuvo lugar la votación de listas para conformar la nueva Junta Ejecutiva. En la votación, se impuso con 95 delegados sobre 170 el "Frente 22 de Noviembre", encabezado por La Mella-Patria Grande y el Miles, que incorporó en esta oportunidad a La Cámpora, y cuya conformación se completa con la CEPA-PCR, la Funap, el PC, Movimiento Evita, Libres del Sur y Quebracho. La única lista opositora fue el "Frente de Estudiantes de Izquierda en Lucha", encabezado por el Centro de Estudiantes de Arquitectura (UJS-PO + Agite), que reunió 17 delegados, y conquistó dos secretarías en la Junta Ejecutiva de la Federación. La Franja Morada presentó una lista, pero retiró a sus delegados al momento de la elección, obteniendo cero votos.

Maniobras

El Congreso se realizó en un marco inédito, con un movimiento estudiantil platense de pie contra el ajuste y por sus propias reivindicaciones. Luego de la enorme pelea de la juventud por el aborto legal y los derechos de las mujeres –que incluyó tomas y vigilias en distintas facultades–, una verdadera rebelión universitaria atravesó el país e impactó en toda la UNLP con acciones de lucha, movilizaciones, asambleas masivas y tomas. La confluencia de esta pelea con las que están desarrollando los trabajadores, como sucedió con la de Astillero Río Santiago, preocupa y cuestiona a un gobierno que pretende imponer contra el pueblo un presupuesto dictado por el FMI.

En esta situación, la conducción saliente de la FULP, enfrentada a este movimiento en la mayoría de las facultades, hizo un esfuerzo por vaciar el Congreso. Por eso lo convocó de forma prácticamente clandestina, en un instituto que no estaba preparado para recibir un congreso y absolutamente desconocido para los estudiantes, y confirmó el lugar con menos de 24hs de anticipación. 

Estas maniobras eran de particular interés también para las autoridades de la Universidad y las Facultades, y para sus agrupaciones, que no querían que se expresara el movimiento de lucha de las distintas facultades en una instancia donde solamente buscaban revalidar una conducción sumando al kirchnerismo "duro". Pese a todo ello, debemos destacar que el activismo de la lucha educativa y las tomas tuvo una presencia importante, con decenas de estudiantes de cada facultad que llegaron movilizados, tal como había sido previamente discutido en asambleas.

Gracias a esta movilización de activistas, en las comisiones se impusieron votaciones en favor de un plan de lucha y un programa para rechazar el ajuste y defender la Universidad pública frente a los ataques del gobierno y las autoridades universitarias. 

“Hay elecciones 2019, no hay lucha 2018”

Si bien las comisiones resolvieron continuar y seguir masificando junto a los trabajadores la lucha contra el ajuste, empezando por el paro nacional del 24 y 25 de septiembre, advertimos que las fuerzas que se han hecho de la conducción han votado mayoritariamente en contra de estas resoluciones y que se disponen a boicotear ese plan de lucha.

Lo que sucede es que el "Frente 22 de Noviembre" es la expresión estudiantil de la "unidad" en torno al PJ-kirchnerismo de quienes, sin que nadie les pregunte, llaman a cuidar la gobernabilidad del macrismo para "ganar en las urnas en 2019", cuando el ataque contra el pueblo trabajador se desarrolla en estos momentos. Es también la lista de quienes se pretenden "anti-Franja Morada", pero han votado e integrado al rectorado del radical Tauber, hombre de Franja que, junto al resto de los rectores, ha realizado una propuesta de Presupuesto 2019 que contempla un ajuste a las Universidades y a los salarios de sus trabajadores. 

Denunciamos que la unidad de todas estas agrupaciones en este Congreso también tiene por finalidad terciar en una disputa por cargos al interior de la camarilla radical y peronista que co-gobierna la Universidad. Nada más alejado de los intereses del movimiento estudiantil que lucha y se enfrenta a las autoridades.

Rebelión universitaria

El contrapunto en el Congreso lo marcó la lista de la izquierda, conformada por ocho agrupaciones (UJS-PO, Agite, Juventud del PTS, INTI, La Revuelta, Lupas, Cauce e IS) y estudiantes autoconvocadxs de distintas Facultades. El Nuevo MAS fue la única corriente de izquierda que no formó parte y se retiró del Congreso con un planteo divisionista y liquidacionista.

La lista de izquierda fue la expresión del frente único que se construyó en la práctica al calor de la rebelión universitaria, la huelga docente, las asambleas y acciones masivas, las tomas de facultades y la confluencia de estas luchas con las del movimiento obrero (Astillero Río Santiago). El planteo discutido y acordado en un comunicado común de la lista recoge las resoluciones que impusimos en las comisiones quienes conformamos esta lista.

Como parte de su planteo, en la lucha por superar una dirección burocrática, el Frente de Estudiantes de Izquierda en Lucha reclamará que sea respetada la votación en comisiones de sumar nuevas instancias democráticas para la Federación, que permitan la intervención masiva de los estudiantes: Por cuerpos de delegados en todos los centros que permitan una confluencia en plenarios generales de delegados de toda la UNLP, y Asambleas Interfacultades y congresos extraordinarios periódicos precedidos de asambleas en cada Facultad. 

Por último, este reagrupamiento se ha comprometido a dar una lucha común por la recuperación de los centros y la FULP, los cuales, con excepción del Centro de Estudiantes de Arquitectura, se encuentran en manos de las fuerzas políticas del gobierno y del Rectorado radical-peronista. Planteamos, en definitiva, que la rebelión educativa llegue a los Centros. La UJS-PO compromete todos sus esfuerzos en defender esta perspectiva de cara a las elecciones estudiantiles que tendrán lugar en noviembre próximo.

En esta nota:

Compartir

Comentarios