fbnoscript
20 de septiembre de 2018

Córdoba: nuevamente una patota de la Franja Morada agrede a los estudiantes

Abajo los amedrentamientos y persecuciones en la toma del Pabellón Argentina.

La Franja Morada y una patota de la burocracia del sindicato no docente de la Universidad de Córdoba agredieron a los estudiantes que se encuentran ocupando el Pabellón Argentina desde el martes, pocos minutos antes de que estos concretaran una reunión con las autoridades.

Este jueves, apenas media hora antes de que los representantes estudiantiles iniciaran una reunión con el vicerrector de la UNC, Yanzi Ferreira, Franja Morada –que conduce la federación universitaria– convocó a una “sentada pacífica” en el ingreso al edificio, que no fue de “pacífica” no tuvo nada. Los personeros estudiantiles del gobierno llegaron acompañados de funcionarios y punteros de la universidad y de una patota de la burocracia no docente para intentar romper la ocupación y sabotear la mesa de diálogo. Los agresores rompieron vidrios pero no pudieron entrar debido a la actitud firme de los estudiantes.

Los estudiantes reclaman la apertura de una mesa de diálogo en la cual presentar un pliego de reivindicaciones que incluyen, entre otras cuestiones, pedidos de informes sobre diversos programas, revisión de los planes de estudio, la regularización salarial de adscriptos y JTP, ampliación del horario de cursada en todas las carreras, representación de los estudiantes de los colegios preuniversitarios en el Consejo Superior, un régimen especial para alumnas embarazadas, seminarios sobre educación sexual e interrupción legal del embarazo, el retiro de símbolos religiosos, etcétera

No es la primera agresión que sufrimos los estudiantes. El dia martes, sufrimos agresiones por parte de quienes tienen la licitación del espacio del bar que funciona dentro del pabellón (y gestionan la mayoría de los bares de la Ciudad Universitaria) –que terminaron con tres denuncias penales de parte de compañeres agredidos.

El asunto fue acompañado por todo un operativo mediático: la provocación continúo al otro día cuando se hicieron presentes nuevamente, acompañados con la prensa, y esta vez en presencia de militantes de la Franja Morada y la seguridad de la UNC, que rompieron carteles y nuevamente quisieron entrar al pabellón a la fuerza. Pero la frutilla del postre fue la presencia policial, pidiendo entrar –en violación de la autonomía universitaria- por una supuesta amenaza de bomba adentro del pabellón.

Esto se enmarca en una campaña mediática en regla para levantar la medida de lucha, fogueada principalmente por el rector Hugo Juri y la Franja Morada, que se suman a las declaraciones del ministro de Educación Alejandro Finochiaro para que “la justicia actúe” y se proceda al desalojo del pabellón.

Frente a esto el kirchnerismo universitario, que dirige junto a sus aliados ocho centros de estudiantes y la gremial Adiuc, no emitió palabra. Tampoco participó de la asamblea, mostrando la complicidad ante el ataque represivo por parte del rectorado.

Desde la UJS-Partido Obrero repudiamos los dichos y hechos de los representantes de Macri en la universidad y los responsabilizamos de cualquier lesión o agresión que pueda llegar sufrir cualquier compañere que participa en la toma. Denunciamos también que compañeres han sido perseguidos por la policía hasta sus domicilios.

La lucha recién comienza. Hoy más que nunca seguimos organizados contra el ataque a la universidad pública y gratuita.

Compartir

Comentarios