fbnoscript
19 de septiembre de 2018

Vuelven las tomas en la Universidad del Comahue contra el recorte del presupuesto

La medida es en las facultades de Lenguas y de Derecho y Ciencias Sociales, en reclamo de millones de pesos adeudados por Nación y en apoyo a la toma en la vecina Universidad de Río Negro.
Vuelven las tomas en la Universidad del Comahue contra el recorte del presupuesto

Asamblea interfacultades convocada por la FUC.

En una semana conmovida por la gran lucha que vienen dando los compañeros de la Universidad Nacional de Río Negro, que llevan ocho días de ocupación del vicerrectorado, los estudiantes de la Universidad del Comahue volvieron a tomar las facultades de Derecho y Ciencias Sociales y de Lengua (Fadecs-Fadel) en apoyo a su lucha y en reclamo de las partidas presupuestarias adeudadas a la universidad por parte del gobierno macrista, que comprometen la continuidad de las clases. Solo en la sede de la Unco de Fiske Menuco, se adeudan 3,6 millones de pesos. Las facultades de Humanidades, Psicología y Ciencias de la Educación, que estuvieron tomadas la semana pasada, definirán en estos días si también retoman las ocupaciones.

La burocracia de la Federación Universitaria del Comahue ha intentado obstaculizar sistemáticamente el desarrollo del plan de lucha de los estudiantes, pero se ha visto totalmente desbordada. Luego de la asamblea interfacultades convocada por la propia Fuc, donde la conducción movió todo para votar la "no toma" de las facultades, los estudiantes respondieron ocupando la semana pasada Humanidades en Neuquén y Psicología y Ciencias de la Educación en Cipolletti, y ahora con la toma de Fadecs-Fadel en Fiske Menuco. Las medidas fueron votadas en las asambleas de cada facultad, donde los centros de estudiantes conducidos por Miles y Cepa se han visto en total minoría y han quedado subordinados a las mociones del activismo y la izquierda -que plantean la continuidad del plan de lucha.

La crisis hacia el interior de la universidad está lejos de acabarse. El gobierno nacional, a través de sus voceros, provoca a los estudiantes manifestando que la Unco no tiene problemas de financiamiento, y atribuyendo sus problemas para funcionar exclusivamente a la administración del rector kirchnerista Gustavo Crisafulli –por lo demás, cómplice de este ajuste.

La medida de ocupación denuncia el accionar privatista de Macri, Finocchiaro y Crisafulli, y exige a Nación que se envíen las partidas presupuestarias adeudadas.

Vamos por mayor presupuesto para la Universidad, becas para todo aquel que las necesite, boleto educativo, mejoramiento de las condiciones edilicias de las facultades y residencias estudiantiles.

Compartir

Comentarios