fbnoscript
31 de mayo de 2020

En Mendoza, McDonald’s quiere quitarle a sus empleados lo depositado por Anses

Para algunos, la nueva McEstafa implica que tienen que “devolver” a la empresa más de lo que han cobrado.
En Mendoza, McDonald’s quiere quitarle a sus empleados lo depositado por Anses

Luis Zambonini, dueño de Arcos Mendocinos

Como en todo el país, en la provincia de Mendoza la empresa McDonald’s está echando mano de la caja del Anses, con el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), para pagar parte del salario a sus empleados, con el argumento de que la cuarentena tuvo un impacto negativo en sus ganancias y no iban a poder hacer frente al pago de los mismos.

Pero ahora, decenas de trabajadores de la cadena de comida rápida denuncian descuentos por parte de la empresa, y se están organizando para enfrentar este ataque patronal.

El argumento para tales descuentos sería que la empresa no le indicó a la Anses cuánto es lo que debería cubrir del sueldo de sus trabajadores y, ante ello, el organismo habría depositado en las cuentas de los trabajadores una suma similar a una canasta básica, lo que sería superior a lo que les correspondería. La patronal argumenta que esto es un error y que por ende deben devolver el excedente a la empresa, ya que el subsidio es un subsidio a la empresa, no a sus trabajadores. Pero no es solo esto lo que denuncian los trabajadores, si no que McDonald's estaría haciendo el cálculo de lo que “deberían cobrar” por parte de la Anses en forma totalmente arbitraria, y muy por debajo de lo que realmente gana un trabajador.

Así las cosas, los trabajadores mendocinos denuncian que deben más de lo que cobran, o que están cobrando sumas por debajo de los 10 mil pesos, mientras tienen que devolver ese dinero depositado en horas de trabajo. Otros se encuentran en la situación de que deben “devolver” las horas equivalentes a dos meses de trabajo. Un verdadero robo. En una provincia donde la pobreza ronda alrededor del 40% (según cálculos “oficiales”) la juventud es una de las más golpeadas por las jornadas extenuantes y los salarios de miseria que les impone la patronal. Ahora pretenden que trabajen gratuitamente.

Esto constituye un nuevo capítulo en la McEstafa. Con este mecanismo McDonald’s busca lograr uno de sus objetivos iniciales durante la cuarentena: pagar salarios a la baja y que el subsidio del Anses vaya a parar directo a sus arcas, haciendo pagar los platos rotos a jubilados y trabajadores, mientras el gobierno nacional y provincial miran para otro lado.

 

Este conjunto de ataques ha despertado la incipiente reacción de sus trabajadores, que empiezan a organizarse para rechazar esta ofensiva. Hay que seguir el ejemplo de los trabajadores de las apps de reparto, que se organizan en asambleas y han convocado huelgas de alcance internacional. Solo la organización y la acción directa pueden derrotar está ofensiva patronal, para que la crisis no la paguen trabajadores y trabajadoras.

Anotate en el relevamiento

 

En esta nota:

Compartir