fbnoscript
11 de febrero de 2020

Paritaria docente: la única oferta de Kicillof fue la anulación de la cláusula gatillo

Después de la reunión llamada paritaria docente de la provincia de Buenos Aires, convocada a por Kicillof, los medios salieron a decir que “no hubo oferta salarial”. Eso no es correcto. La parte central, el objetivo de esta convocatoria a las apuradas, luego del descontento generado por el no pago del total del gatillo del tercer trimestre, fue colocar como pauta “salarial” la eliminación de la cláusula gatillo. La oferta es esa. Aumento por sumas fijas mientras acusan la indexación por inflación como... ¡inflacionaria!

Los sindicalistas, aun con ciertas diferencias, tan rápido como Kicillof reconoció y pagó la deuda con los acreedores y tras cartón retuvo el retroactivo de diciembre, se preocuparon de reivindicar el diálogo, la convocatoria en febrero, la disposición al acuerdo.

Saben que la paritaria bonaerense es un globo de ensayo de lo que se plantea en la paritaria nacional. Incluso ocupa un lugar destacado hacia los demás trabajadores para quienes también se plantea la supresión de las paritarias y la determinación de aumentos a la baja.

Baradel y Díaz plantearon que en función de la crisis económica se podía negociar y suprimir la cláusula gatillo a cambio de algún aumento por decreto.

Petroccini salió diciendo que quiere recomposición del salario y del básico, y la cláusula gatillo, sin decir qué piensa hacer para conseguirlo.

Baradel  y el FUDB actúan subordinados Alberto y Kicillof  

Los dirigentes del FUDB han coincidido en reproducir la situación del 2016 en la que en nombre del nuevo gobierno y del diálogo sellaron con Vidal la paritaria a la baja, manteniendo un básico y un conformado de miseria y avalando el recorte presupuestario

Baradel venía planteando su política entreguista desde fin de año. Sostuvo que empezarían las clases, luego acordó en la paritaria nacional los 180 días de clase, justificó las tratativas con el FMI y la política de reconocer la deuda y negociar.

Salido de la reunión paritaria que tuvo que convocar Kicillof para sortear la crisis que se produjo entre los trabajadores e incluso en los sindicatos cuando pagó sin resistencia a los Fidelity & company no tuvo mejor idea que reafirmar que la cláusula gatillo correspondía al gobierno de Vidal y que es viable discutir nuevas formas de actualización salarial.

Para Baradel, Díaz y el FUDB, con Kicillof, que "es amigo de los docentes", se puede prescindir de una cláusula conquistada por días y días de huelga.

Lo dicen sin sonrojarse en momentos en que la inflación de enero rondaría el 3% y en los que el gatillo por inflación viene luego de 4 meses de haberse gastado la plata.

Ninguno de los dirigentes puso monto al reclamo, siendo que con el ajuste del último trimestre, de 11,7% el básico preceptor (PR) quedó en $10.747 y el conformado en $23.404, que el maestra de grado (MG) es de $11.821 y el conformado de $26.623. Siendo que con la máxima antigüedad llegan a $31.718 los PR, a $35.960 los MG.

El FMI, Kristalina, los acreedores, colocaron que necesitaban garantías de cobro y que para ello hay que aplicar el ajuste. Sueldos por debajo de la inflación, aumento de la edad jubilatoria, achicamiento de los sueldos y jubilaciones. Superávit fiscal. No a las paritarias... Ya lo adelantaron con la paritaria nacional.

La docencia tiene que intervenir contra las consecuencias del ajuste

Ninguno de los sindicatos convocó a los docentes a discutir la situación salarial y presupuestaria y cómo encarar un plan de lucha que imponga las necesidades de la docencia y de la escuela pública. Van sin mandato.

La docencia, que ha enfrentado a todos los gobiernos, que ha conquistado cada una de sus reivindicaciones con luchas a fondo, tiene que ser convocada para decidir. Se plantea la necesidad de Congreso de delegados de escuela para resolver un plan de lucha y conquistar paritarias libres, sin piso y sin techo, para mandatar para la negociación sobre la base de que la verdadera recomposición salarial es el básico de $40.000, con todas las sumas al básico, el pago de lo adeudado, el aumento del presupuesto y un plan de obras resuelto por la docencia y las familias, con trabajadores en blanco, bajo convenio y continuidad laboral. Una paritaria que resuelva la indexación mensual por inflación, que garantice la defensa del régimen jubilatorio y del Ioma al servicio de los trabajadores.

Tribuna Docente, en su Congreso del 15 y 16 de febrero abordará todo lo planteado para avanzar en la lucha contra el ajuste y por la independencia política de los sindicatos. Inscripción on line para los que quieran asistir al evento.

 

Compartir

Comentarios