fbnoscript
9 de julio de 2019

UTA: un paro parcial con guiños a las patronales

Por Corresponsal

La Unión Tranviarios Automotor convocó a un paro de las líneas del interior del país para el próximo 12 de julio. El motivo es que, vencida la conciliación ministerial, las patronales de las provincias no aceptan pagar el aumento acordado entre la UTA y la FATAP (Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros). Alegan que aunque el reclamo es justo, los gobiernos provinciales se niegan a otorgar los subsidios necesarios para afrontar esos costos. Las declaraciones de la burocracia de la UTA también atacan a los gobiernos, nacional y del interior, sumándose a la pugna empresaria por los subsidios.

El acuerdo de la paritaria en curso –que estaría aprobado para el área metropolitana y resistido en el interior– resulta en una caída del poder adquisitivo de los sueldos. Se trata de un aumento al básico del 24.24% más una suma no remunerativa de 16 mil pesos a pagar en cuatro cuotas, lo que redondea una corrección del 27.70%. Esto contra una inflación para el período contemplado de 47.5%, lo que arroja una caída del 20% en el poder de compra. Y más si se considera la inflación proyectada de más de 55% para el año.

El paro es una medida aislada y que divide a la región metropolitana del interior. La conducción de UTA declara que se levantará si se acepta el aumento, pero no está claro qué harían si no se acepta. Roberto Fernández, el sector más dialoguista de las burocracias, dijo a Página 12 (5/7) que “en este momento no podemos hacer paro general porque vienen las PASO”. Lo que corresponde es encarar un plan de lucha nacional y general de UTA por un salario que cubra la canasta familiar, en un pago y sin cifras en negro. Y que sean las asambleas por línea las que formulen y aprueben el pliego de condiciones. Basta de reducción salarial, que la crisis la paguen los capitalistas.

En esta nota:

uta

Compartir

Comentarios