fbnoscript
14 de marzo de 2019

Importante plenario de la Naranja de Alimentación

Con la presencia de compañeros de distintas fábricas de la provincia de Buenos Aires, se realizó un nuevo plenario de la Agrupación Naranja de la Alimentación en el predio del SUTNA Pilar, en el marco del feriado por el Día de la Alimentación.

Durante el plenario se expresó la bronca de los trabajadores avícolas, para quienes el Feriado no se movió al día lunes – una diferencia entre ramas de la actividad inexplicable –, por lo que trabajaron normalmente.

Pero los problemas del Sindicato de la Alimentación son mucho más profundos que la cuestión del feriado. El informe y las distintas intervenciones de los compañeros lo reflejaron. En primer lugar, se señaló el rol que juega Daer dentro de la CGT, que viene de levantar cualquier medida de paro nacional a cambio de la devolución de unos pesos para las obras sociales.

La crisis de la industria de la alimentación alcanza al día de hoy al conjunto de las fábricas del país, en donde entre los preventivos de crisis, las quiebras, lo cierres, los despidos y las suspensiones, las patronales atacan las condiciones de vida de los trabajadores en todas las formas posibles. La reforma laboral, que el gobierno de Macri no pudo imponer por la revuelta popular de fines de 2017, la van haciendo las mismas patronales fábrica por fábrica. En varias de ellas los trabajadores se han hecho cargo de la continuidad (Canale, Tres Arroyos) sometiéndose ante la ausencia de alternativas al trabajo a fasón (para terceros). Frente a estos ataques, la parálisis de la conducción del STIA no podría ser mayor.

Radiografía de una conducción agotada

La linda delegación de trabajadores de Criave Roque Pérez se hizo presente en el plenario denunciando la complicidad total del STIA Provinicia de Buenos Aires con la quiebra fraudulenta de la empresa de la familia Perea – la misma que tuvo un paso por Cresta Roja. La mitad de la fábrica se encuentra despedida sin indemnizaciones, mientras que quiénes trabajan lo hacen en condiciones deplorables, también sin haber cobrado las indemnizaciones establecidas en el acuerdo cuando se traspasó la firma. Al respecto, al STIA de Morán le cabe la responsabilidad de haber dejado caer los 60 días desde que se constituyera la quiebra para constituir a los trabajadores en acreedores prioritarios de la misma. Por lo tanto, los juicios indemnizatorios de los compañeros están en manos de la justicia comercial (¡el sueño de cualquier empresa!), en la que dejan de regir los derechos de la justicia laboral.

Los compañeros de San Pedro describieron la terrible situación que viven con la OSPIA, que no tiene prestaciones en la ciudad por una diferencia entre el STIA y el Círculo Médico, que tiene de rehenes a todos los afiliados. Eso sí, la cuota de la Obra Social el sindicato se la sigue llevando todos los meses, a pesar de no brindar ningún tipo de contraprestación. También se denunció la situación de Capitán Sarmiento, donde los trabajadores se quedaron sin camping por otro diferendo económico entre la Comisión Directiva de STIA y el Camping Municipal.

Nuestra salida

La conclusión más importante del plenario fue la necesidad de constituir listas clasistas y antiburocráticas en cada fábrica y en cada elección seccional. La clave es la recuperación del sindicato para ponerlo a funcionar en defensa de los trabajadores.

El plenario resolvió también una campaña con el boletín de la Agrupación – que próximamente saldrá a la luz – para llevar a las puertas de cada fábrica las conclusiones del plenario y debatirlas con los trabajadores. Además, una campaña político sindical contra la quiebra fraudulenta en Criave, por la Obra Social a los trabajadores del interior y un ambicioso plan de formación sindical para los reagrupamientos de la naranja en cada fábrica.

Finalmente, el plenario ratificó su compromiso en defensa de los compañeros del SUTNA, en lucha contra el preventivo de crisis presentado por la patronal de Fate.

En esta nota:

Compartir

Comentarios