fbnoscript
7 de junio de 2018 | #1505

Arde Chubut

Jornada de tomas y cortes de ruta

Los gremios nucleados en la Mesa de Unidad Sindical (que incluye entre otros a estatales y docentes) desarrollaron desde el lunes en toda la provincia de Chubut un paro provincial de 48 horas -toda la semana en el caso de los maestros- con piquetes y tomas de establecimientos en reclamo de la apertura de negociaciones paritarias, contra el pago escalonado de los salarios, por el pase a planta de los trabajadores precarizados, por la normalización de la obra social de los trabajadores provinciales, y por el restablecimiento del transporte educativo gratuito, entre otros puntos. Integrantes del gremio estatal y docentes mantienen, además, una toma pacífica desde hace seis días de la sede central del Ministerio de Educación provincial y de oficinas administrativas de esa institución en Comodoro Rivadavia, Puerto Madryn, Trelew y Esquel.

El conflicto está al rojo vivo, con la docencia en paro por toda la semana y 78 días de acampe en inmediaciones de la Casa de Gobierno en Rawson. El gobierno provincial de Mariano Arcioni presentó una oferta insultante que consiste en un bono no remunerativo de 3.000 pesos (para sueldos de 11.500 a 30 mil pesos; para sueldos menores se establece un aumento para llevarlo hasta 11.500) y la apertura de paritarias recién en octubre, lo que fue rechazada por los gremios y que podría ser instrumentada por decreto. “No se puede ni siquiera considerar una oferta”, evaluó Julieta Rusconi, de Fuerza Docente.

La crisis es tal que peligra el pago del aguinaldo, para el cual el gobierno estaría gestionando una asistencia de la Nación.

Otro de los focos del conflicto se encuentra en el sector salud. La Interhospitalaria lucha por las paritarias, el pase a planta de los precarizados y contra la reforma privatista que es la Cobertura Universal de Salud. En Esquel, los trabajadores toman desde el lunes el edificio del Area Programática de la ciudad (lugar de referencia zonal del Ministerio de Salud de la provincia). A más de un año de iniciados los reclamos y el plan de lucha en el sector, la medida fue definida en asamblea por la Interhospitalaria del Noroeste, ante la falta de respuesta por parte del gobierno. Dentro de esta ciudad se tomó en forma pacífica la Subsecretaría de Bosques.

Los últimos gobiernos han conducido a Chubut a un derrumbe económico con una deuda que representa el 100% de los ingresos provinciales y cinco veces los ingresos de las regalías petroleras. El gobierno provincial de Mariano Arcioni (sucesor del fallecido Mario Das Neves), en este contexto, ha lanzado un brutal ajuste y una campaña para derogar la ley que prohíbe la megaminería contaminante con el falso argumento de que esto posibilitaría una salida a la crisis. Esta variante fue impulsada también por el ministro Juan José Aranguren en una cumbre minera en Telsen desarrollada en febrero pasado (incluso se baraja la creación de un único ministerio que englobe las áreas de Ambiente y Minería).

El gobierno de Arcioni se ha valido también de la represión para enfrentar las protestas. La última vez fue el 29 de mayo pasado, cuando la policía provincial atacó en Puerto Madryn a manifestantes estatales que se acercaron a un acto oficial de inauguración de viviendas a llevar sus reclamos.

El escenario se completa con un escándalo de corrupción en la obra pública que involucra a funcionarios y empresarios. De la profunda crisis provincial no sólo es responsable el gobierno actual sino también el PJ y el resto de los partidos patronales.

El Partido Obrero de Chubut viene luchando para derrotar el ajuste de Arcioni-Macri y promueve un congreso de delegados surgidos de asambleas -de escuelas y reparticiones- con mandato para resolver un plan de lucha progresivo y preparar la huelga general hasta quebrar el ajuste.

En esa dirección, invita a los luchadores a ser parte de la delegación chubutense al Plenario Nacional convocado por el sindicalismo combativo para el 23 en Buenos Aires.
 

Compartir

Comentarios