fbnoscript
24 de mayo de 2018 | #1503

Marcha Federal, sin perspectivas

La Marcha Federal Educativa, convocada por Ctera, comenzó este martes, sin paros. Las excepciones fueron la continuidad de la ya histórica huelga de los docentes de Neuquén, que está por alcanzar los 50 días, Chubut y Buenos Aires. Las cabeceras de salida de la marcha fueron actos del sindicalismo pejota-kirchnerista, al servicio de la vuelta de la CTA Yasky a la CGT y del “volveremos” 2019.

Por caso, en su discurso en la cabecera de Santa Fe, Sonia Alesso no mencionó ni una sola vez la huelga indeterminada de los neuquinos ni anunció continuidad alguna de plan de lucha de parte de Ctera. Hizo eje, en cambio, en los treinta años de la Marcha Blanca del 23 de mayo de 1988. En una suerte de confesión, Sonia Alesso dijo "esta marcha se realiza a 30 años de la histórica Marcha Blanca.

El 23 de mayo de 1988, los docentes marchaban para exigir lo mismo por lo que peleamos hoy nosotros: paritaria nacional y financiamiento educativo". En aquella ocasión, Ctera entregó una enorme huelga en nombre de la “gobernabilidad” de Raúl Alfonsín, mediante un pacto sellado con el entonces jefe de la reorganización pejotista, el ya fallecido Antonio Cafiero.

Hoy como ayer, la política de sumisión a los gobiernos de turno de la dirección celeste ha conducido a la pérdida de conquistas y salarios, incluyendo los 12 años del gobierno kirchnerista. El eje del planteo de la burocracia sindical de Alesso y Baradel fue marchar por una “gran unidad” contra el gobierno macrista en 2019 y “construir” el paro nacional. Vale aclarar que la marcha federal fue anunciada por la secretaria general en marzo pasado. Desde entonces, Macri y los gobernadores impusieron despidos masivos, paritarias a la baja, tarifazos astronómicos y una devaluación que ha volatilizado los salarios.

En Buenos Aires, la huelga de 48 horas del 10 de mayo, convocada por iniciativa de los Suteba Multicolores, a la que luego se sumaron Suteba y el Frente de Unidad Docente, fue masiva. Vidal hace más de un mes que no convoca a discusión paritaria y aplicó por decreto un aumento salarial, en tramos, del 10 por ciento semestral. La dirección de Suteba tampoco plantea en este caso la continuidad de las medidas de fuerza, a la espera de retomar las reuniones con la gobernadora. Baradel, Petroccini (FEB) y Díaz (Udocba) declaran para la tribuna que no van a aceptar una paritaria a la baja, pero permiten que la gobernadora las instrumente por decreto.

La continuidad de la lucha

En una nueva reunión de coordinación, los Suteba Multicolores resolvieron la convocatoria a un plenario provincial de delegados para el 30 de mayo. Allí se discutirá la continuidad del plan de lucha con una jornada de 48 horas que incluya paros, en defensa de un salario básico nacional de 17.000 pesos y el conjunto de los reclamos.

En ese camino, para superar el bloqueo de las burocracias sindicales de todo pelaje a una acción única de los trabajadores para quebrar el ajuste de Macri y los gobernadores, varias seccionales multicolores han resuelto participar de la convocatoria del Sutna del 24 de mayo, en la que se discutirá la realización de iniciativas conjuntas de lucha y la convocatoria a un gran congreso obrero de los sectores combativos para desenvolver un plan de acción hacia el paro activo nacional.

Compartir

Comentarios