fbnoscript
13 de febrero de 2020 | #1581

Dos perspectivas políticas frente a la deuda

Dos perspectivas políticas frente a la deuda

Fotos: Ojo Obrero Fotografía

Miles tomaron las calles de Buenos Aires, y decenas de ciudades argentinas este miércoles 12 frente a la presencia de la delegación del FMI en la Argentina. Se expresaron en la calle dos perspectivas políticas muy definidas, como lo reflejaron todos los medios del país. 
La movilización en el Congreso convocada por organizaciones sociales y sindicatos vinculados al Frente de Todos a la misma hora que expuso el ministro Martín Guzmán consistió en una verdadera estafa política. La movilización no rechazó las exigencias del FMI ni de los bonistas. No rechazó el pago de la deuda. Muchos registros periodísticos destacaron la participación de una cantidad importante de funcionarios del gobierno, en particular de quienes coordinan las organizaciones de desocupados nucleadas en la UTEP, que aportaron el grueso de la convocatoria. Aunque abundó la demagogia en las convocatorias de los izquierdistas cooptados al gobierno, la intención de los convocantes se limita al apoyo a la negociación del gobierno. La estafa política consiste en querer mostrar como una presión contra el Fondo lo que consiste en su opuesto exacto. No estamos frente a un acto de resistencia contra el FMI, sino a la búsqueda de su apoyo como garante de la negociación con los bonistas. La propia movilización oficialista desmiente la versión de que estamos frente a un nuevo FMI que intervendría sin establecer una tutela mayor sobre la economía argentina en función de sus intereses. Un montón de cartelería “nacional” y “popular” para apoyar al gobierno que subordina las necesidades populares al pago al capital financiero.

En la Plaza de Mayo se realizó la movilización y el acto convocados por el Frente de Izquierda-Unidad, donde también concurrieron otras organizaciones de izquierda, como el MAS y Poder Popular. Participaron Ademys, AGD-UBA, la junta interna del Hospital Garrahan, el Centro de Estudiantes de Filosofía y Letras de la UBA y Suteba Matanza.  También estuvo la dirigente de Madres de Plaza de Mayo, Nora Cortiñas, y Carlos “Sueco” Lordkipanidse y Carlos Loza del Encuentro Militante Cachito Fukman. Se hicieron actos en paralelo en distintas ciudades del país, entre ellos Córdoba, Salta, Rosario, Mendoza y Catamarca, encabezados por las mismas consignas: “Abajo el pacto para pagar la deuda ¡Fuera el FMI!” 

El acto lo abrió Néstor Pitrola, por el Partido Obrero, planteando que “Mientras el gobierno le está poniendo alfombra roja a la misión del FMI, el Frente de Izquierda Unidad convoca esta plaza de lucha frente a la Casa Rosada para reclamar por el no pago de la deuda y fuera el FMI de Argentina”.

Se refirió a las condiciones en que llega la delegación del organismo financiero. “La misión del FMI llega al país fortalecida después de los fracasos del gobierno. Porque atrás del blooper de Kicillof en la provincia de Buenos Aires, que terminó pagando al contado a los banqueros y postergando el aumento a los docentes, vino el ‘martes negro’ de ayer que refleja que Argentina ha entrado en un nuevo escalón del default que dejó Macri”, dijo Pitrola en referencia al reperfilamiento del Bono Dual. 

Pitrola cuestionó también la gira europea de Alberto Fernández. “Las mieles con el masacrador Netanyahu, las migas con Macron que enfrenta una huelga por atacar el sistema jubilatorio, son los apoyos que están llevando a Argentina por el camino del hambre y sacrificios del pueblo trabajador”.

Pitrola cuestionó la movilización oficialista en el Congreso. “Han movido a miles pero no para romper con el FMI sino para apoyar al ministro de Stiglitz y de Kristalina [Georgieva, la titular del Fondo], con quien el ministro estuvo reunido durante tres horas. Allí le ha dado los detalles del ajuste, que, en cambio, el pueblo no conoce”. 

“Esta tribuna que ha montado el FIT-U tiene todo el futuro por delante porque la burocracia sindical, por el sendero actual, nos lleva a un camino de derrota. Y entonces seremos la referencia de cada lucha y de los trabajadores (…) Qué razón teníamos cuando en la campaña electoral decíamos: ‘Fuera el FMI, que la crisis la paguen los capitalistas’. Esa consigna tiene más valor que nunca”. 

“Seremos desde la izquierda obrera y socialista la referencia y el programa socialista para enfrentar esta crisis”, dijo, y planteó el no pago de la deuda, la nacionalización de la banca, la expropiación y control obrero de las empresas que quiebran y cierran. E impulsar asambleas en los sindicatos por un congreso con mandatos de base. 

Celeste Fierro, del MST, destacó que “fuimos quienes planteamos durante la campaña electoral que si no se rompía con el FMI iba a haber más ajuste” en referencia a la anulación de la movilidad jubilatoria, la votación en el parlamento del proyecto de reestructuración de la deuda y la postergación del pago a los docentes.

Juan Carlos Giordano, de IS, negó que existiera una pelea del gobierno contra el FMI, destacando el apoyo de los líderes de los países imperialistas a las tratativas de Fernández. “¿Por qué todos los gobiernos capitalistas del mundo apoyan a Alberto Fernández en la renegociación? Porque es una trampa, detrás de la renegociación quizás vendrán estiramientos de vencimientos pero es pagar una deuda que benefició la fuga de capitales y a los amigos de Macri. La deuda es un mecanismo de sometimiento”.

“Ya nadie niega lo que decía el FIT-U en la campaña, que la deuda externa es impagable. En solo dos meses se comprobó que si se paga hay ajuste, que si se cumple con el FMI hay ajuste. Por eso en Salta se siguen muriendo los niños y niñas de las comunidades originarias”, planteó Myriam Bregman, del PTS, en la última intervención del acto.

La tribuna del Frente de Izquierda, como lo planteó Pitrola en su intervención, ha sido una tribuna colocada al servicio de desarrollar “una campaña de movilización por el no pago de la deuda, contra la anulación de la movilidad jubilatoria, y por todas las reivindicaciones populares”. En este punto concentramos nuestro esfuerzo militante.
 

Compartir

Comentarios