fbnoscript
7 de octubre de 2019

Multitud responde a oferta de puestos de operarios

Bernal es Argentina

Del mismo modo que sucediera hace pocos días en Sarandí (Avellaneda), ahora se repite situación en Bernal Oeste, donde un centenar de postulantes formaron fila, superando las cinco cuadras de extensión, en búsqueda de doce puestos de trabajo en una fábrica de hielo. "Muchísima gente. Yo también estuve ahí y es el primer día que tomaban CV. Es hasta el 15 de este mes, no me imagino la cantidad de gente que va a pasar por esta fábrica. La verdad estamos muy mal", publicó en Facebook Joaquín Escalante, uno de los aspirantes. 

“La perspectiva de poder ingresar ante semejante afluencia de postulantes no será fácil, pero todos ellos soñaban con quedar entre los elegidos. La remuneración de los 12 afortunados rondará, según se comentaba en el lugar, los 16 mil pesos” (Perfil 03/10/2019).

Misma localidad, diez cuadras de distancia, similar escena se visualizaba en El Charro, restaurante mexicano en búsqueda de personal. Una multitud de jóvenes se agolparon en el local, ubicado a una cuadra de la estación Bernal.

Recesión, inflación, devaluación, hambre, pobreza y precarización en aumento son los ingredientes de un estado de situación caótica, que dibuja a Bernal y el país entero.

Macri y Vidal tienen los días contados, el intendente del distrito de Quilmes, el cocinero Martiniano Molina trata de disociarse convocando al “corte de boleta”, tratando de salvar la ropa en un Titanic en picada. Por otro lado, los Fernández, explotando el “Pacto Social” junto a las burocracias sindicales (CGT y CTA), las cámaras empresariales (UIA) y el clero, anticipan un futuro de fuertes ajustes bajo techo (“no es momento de salir a la calle” Alberto Fernández).   

En el mismo distrito, la toma de los trabajadores de la papelera Kimberly Clark (a 200 metros de la estación ferroviaria Bernal), contra el recurso preventivo de crisis y el cierra, y en defensa del cierre todos los puestos de trabajo (más de 200) es la respuesta del movimiento obrero combativo ante un régimen político y económico terminal. También está tomada en Quilmes la papelera Ansabó contra el cierre.

Desde el Partido Obrero en el Frente de Izquierda-Unidad convocamos a ganar las calles con un programa de independencia política de la clase trabajadora. Para que la crisis la paguen los capitalistas y no el pueblo trabajador.

Compartir

Comentarios