fbnoscript
20 de agosto de 2019

Crece el Chubutazo

Paros y piquetes en toda la provincia, movilizaciones populares en las principales ciudades y esta semana nueva convocatoria a la capital Rawson.

Las últimas jornadas han significado un nuevo salto en un Chubutazo que crece día a día. Además de los paros y piquetes previstos para esta semana, se espera una nueva movilización de masas al centro del poder político, la Casa de Gobierno, en Rawson.

El viernes, con la detención de dos dirigentes gremiales, el gobierno de Arcioni ha tirado nafta al fuego. La detención fue ilegal, sin orden judicial alguna, partiendo de una disposición del fiscal federal Norberto Bellver, que recibió una denuncia de la operadora YPF para que se garantice la circulación en la ruta. Consiguieron el efecto contrario: Los piquetes previstos para aquella jornada se vieron reforzados en número y determinación, por volverse una herramienta de presión para la posterior liberación de los compañeros.

Este sábado se vivió una histórica jornada en Comodoro Rivadavia: más de 6000 estatales, docentes, miembros de la comunidad educativa y el pueblo en general, hicieron temblar las calles del centro de la ciudad petrolera, protagonizando una de las movilizaciones más importantes de los últimos años, demostrando que el Chubutazo comienza a perfilarse como un fenómeno popular de masas.

En relación a los piquetes de Sarmiento y Comodoro Rivadavia, un fenómeno a destacar es la creciente solidaridad de clase que recorre las bases de petroleros, camioneros y la construcción, sectores implicados en la producción en los yacimientos. El apoyo de los trabajadores de la construcción fue clave para identificar los camiones que la patronal quería hacer pasar como "comida", y tenían materiales para los yacimientos. El caso del piquete de Sarmiento el 15 de agosto, cuyo acceso lleva al Cerro Dragón que explota Panamerican Energy, es más avanzado. Los petroleros bajaron de los vehículos para impedir la represión y algunos testimonios hablan de una "pueblada", con participación de habitantes de la ciudad. Por estas horas el piquete continúa y las asambleas se realizan en los mismos cortes entre los gremios y la comunidad. Sarmiento podría marcar el camino.

El rol de la burocracia sindical y el PJ-kirchnerismo: agua al fuego

Mientras se desarrollaba la jornada del 16, los gremios privados de la provincia se reunían con Arcioni. Luz y Fuerza, Comercio y Jorge “Loma” Ávila de Petroleros. La reunión se presentó como un apoyo político en el marco de una “gran concertación” para salir de la crisis. Lo cierto es que Ávila llevó a dicha reunión la voz cantante de PAE, que reclama una quita de retenciones a la exportación de crudo y amenaza con despidos como la Neuquén del burócrata Pereyra. Fue a pedir políticas de protección, frente a las nuevas medidas del macrismo, que chocan con los intereses de las petroleras. ¿Pero qué otra cosa se discutió? ¿Qué ofreció PAE para afrontar la crisis fiscal a cambio del lobby contra las retenciones?

El rol del bloque opositor del PJ-kirchnerismo (los “derrotados” en las elecciones provinciales), está condicionado por el apoyo que Arcioni dio a la Formula de los Fernández. Publicaron un documento ofreciéndose como canal de diálogo entre la Mesa de Unidad Sindical y el Ejecutivo. Están en la incómoda posición de ser opositores y a la vez garantes de la gobernabilidad de Arcioni, ya que controlan la legislatura provincial. En términos generales, su planteo es el diálogo y "conocer mejor los números de la provincia". Los lazos políticos entre la MUS y el bloque del PJ provincial también responden al alineamiento de todos tras la candidatura de Fernández. La MUS (que incluye desde las CTA hasta la políticamente naufragada centroizquierda del PCR) propone una ley provincial para elevar los impuestos a los grandes capitales, como PAE, Aluar y las pesqueras. El límite de este proyecto, que bajo ciertas condiciones puede ser progresivo, es que deposita expectativas parlamentarias en sectores políticos que actúan bajo la férula de los pulpos capitalistas de la provincia: el PJ provincial. La MUS por ejemplo ha posado para la foto el miércoles 14 junto a Carlos Linares, intendente de Comodoro Rivadavia y el candidato a gobernador que el kirchnerismo dejó en banda. Linares rechaza este proyecto de ley porque PAE le financia la caja. Ha repudiado la represión del día 16, pero también la metodología de los cortes de ruta. Ir a la rastra de estas variantes patronales es un desvío que llevará a la derrota del Chubutazo. La justicia por medio del juez Nieto Di Biase también se ha presentado como mediadora entre el gobierno y los sindicatos, lo cual pone en evidencia la fragilidad de Arcioni, que ahora también tiene a su ladero Federico Massoni en la mira del Chubutazo. Por la represión del viernes y por trascender que pasó el fin de semana en La Hoya mientras antes había pedido “sangre, sudor y lágrimas” a los estatales.

Las medidas económicas del macrismo ponen la economía de Chubut al borde del colapso

En relación a la economía provincial, las nuevas medidas económicas del macrismo son explosivas. La Ley de Abastecimiento que congela las naftas, supondrá para Chubut un 23% menos de ingresos por regalías petroleras. Este porcentaje sería mayor si se efectiviza lo que es un secreto a voces: que las operadoras reducirán el volumen de producción. La provincia de Chubut ha presentado un amparo ante esta medida, peligran en la cuenca del Golfo San Jorge inversiones privadas por casi 1200 millones de dólares. Así, los dólares que pagan la fraudulenta “petro-deuda” de Chubut serían más escasos en los meses venideros, por lo tanto mayor será el ajuste.

Por otro lado, las rebajas de IVA y Ganancias, que son fondos coparticipables, suponen otra tendencia a la baja de los ingresos provinciales. Ni que hablar de la recaudación tributaria provincial, con una cadena de pagos cortada por la recesión y por la situación de los estatales. Las tres fuentes de ingresos de la provincia ahora están más a la baja que al inicio del Chubutazo.

La posibilidad que Arcioni había barajado, de emitir deuda por 1500 millones de pesos, se fue por la borda con la suba de la tasa de interés del BCRA al 72%, pues en sus propias palabras, significaría pagar “intereses usureros”. Un capítulo aparte es la crisis latente con las cooperativas de servicios públicos. El 23 de octubre caen todos los amparos que las protegen de las reducciones de potencia por parte de CAMMESA, y con la reciente devaluación del 25% hablamos de tarifazos inviables. La oposición del PJ-kirchnerismo cifra sus esperanzas en que un relevo “nacional y popular” en diciembre presionaría por la condonación de las deudas con CAMMESA, medida más que dudosa bajo el redil del FMI.

Una política de lucha independiente

En Chubut, las recientes medidas en política económica del macrismo y el rol de contención del PJ-kirchnerismo pueden confluir para reforzar una línea de espera y expectativa en “el salvador” Alberto Fernández. Posibilidad que choca de lleno con la magnitud de la crisis, con las reivindicaciones inmediatas de los trabajadores y con un movimiento con movilización en ascenso.

La política del Partido Obrero y el Frente de Izquierda Unidad es exactamente opuesta a la espera. ¡La lucha es ahora! Necesitamos liberar más aún las energías de la clase obrera, con la máxima deliberación y profundizar los métodos de acción directa, los que han volteado al ministro Tarrío y han puesto en jaque a Arcioni. El Chubutazo no puede ser utilizado para zanjar internas de las variantes patronales. La figura de Arcioni en este momento sintetiza tanto el ajuste macrista como a la oposición del PJ-kirchnerismo y a todo el régimen del FMI. Si Arcioni es incapaz de brindar una salida para el pueblo trabajador, se tiene que ir. Por eso es decimos ¡Fuera Arcioni!

Congreso de delegados de base de todos los sindicatos de la provincia, de la CTA y la CGT, que voten un plan de lucha unificado y un programa para afrontar la crisis.

Paros escalonados hasta llegar a la huelga general de todos los trabajadores de la provincia. Todo el movimiento obrero debe intervenir.

El programa del Partido Obrero es la defensa de los salarios y las jubilaciones; el rechazo de los tarifazos y a la megaminería. La nacionalización de los recursos estratégicos bajo control obrero. El no  pago de la deuda provincial fraudulenta, el negociado entre petroleras, camarillas gobernantes y especuladores que explica el brutal ajuste en curso. De estos recursos es necesario apropiarse, para que la crisis la paguen los capitalistas.

Llamamos a poner en pie Asambleas Populares, en cada localidad, para discutir este programa y una perspectiva de poder de la clase obrera.

 

Compartir

Comentarios