fbnoscript
13 de mayo de 2019

Córdoba: la campaña militante del PO

Este domingo, el Partido Obrero reunió unos 1200 fiscales en toda la provincia. De ellos unos 600 se organizaron alrededor de las más de treinta asambleas del Polo Obrero en las barriadas proletarias de la capital como Villa El Libertador, José Ignacio Díaz, San Vicente, Comercial, Cabildo, Los Boulevares, Ciudad de los Niños, Parque República, entre otras. Unos 200 fiscales se sumaron de la organización en el interior provincial, tuvimos fiscales en las principales ciudades como Río Cuarto y Villa María; se destacan los reagrupamientos de decenas de luchadores en el valle de Calamuchita y en las sierras chicas, donde hemos conformado listas en Calera, Villa Allende, Mendiolaza, Unquillo, Rio Ceballos y Salsipuedes. La UJS, abocada a las elecciones universitarias del próximo jueves, igualmente organizó unos 50 fiscales. Las agrupaciones y activistas sindicales referenciados en la Coordinadora Sindical Clasista convocaron cerca de 200 fiscales de los principales gremios y luchas que recorrieron el último periodo en la provincia, tales como Luz y Fuerza, municipales, Sutna, UTA, universitarios, alimentación, de Minetti, de la UTS (Salud), entre otros; resaltan los 70 docentes que han comenzado a discutir en asambleas la recuperación de la UEPC (gremio docente) que tiene elecciones en el próximo periodo. También hay que destacar la decena de fiscales que organizó la agrupación LGBTI 1969.

El reagrupamiento de fiscales ha sido el más importante de nuestra historia. Ello se logró con un plan político estructurado desde la organización partidaria y dirigido hacia el llamado a las y los luchadores que han protagonizado las grandes movilizaciones en la provincia, como fueron las del movimiento piquetero, de Luz y Fuerza y otras luchas obreras, la ola verde y el estudiantazo. Nuestro claro mensaje de enfrentar el ajuste de Macri, Schiaretti y el FMI y de que la crisis la paguen los capitalistas no nos posibilitó mantener la representación parlamentaria que habíamos conquistado anteriormente; el electorado eligió principalmente apostar por el reemplazo de Macri con Schiaretti. Pero contradictoriamente, ese programa sí se asentó en un activismo que sacó las conclusiones de lo que enfrentamos y marchó al apoyo del Frente de Izquierda.

Una campaña militante

Nuestra acción estuvo orientada en ese sentido. Planificamos y organizamos una campaña  militante, con un planteo obrero y socialista. Empezamos allá por febrero con una charla-debate en las vísperas del día de la mujer trabajadora, con la compañera Romina Del Plá (integrante de la fórmula presidencial del FIT). Luego seguimos con una fuerte agitación y trabajo de organización alrededor de las masivas movilizaciones del 8 de marzo y del 24 de marzo, donde nuestra columna agrupó cerca de 1800 personas. En la propia campaña electoral organizamos en apoyo al Frente de Izquierda un plenario de mujeres y disidencias con 200 compañeras, un congreso educativo, un plenario de agrupaciones clasistas con 150 asistentes, el acto del 1° de mayo con cerca de 800 personas en nuestra columna. Durante toda la campaña, nunca dejamos de luchar apoyando las iniciativas obreras, los “pañuelazos” de la asamblea #NiUnaMenos, y las movilizaciones del movimiento de desocupados. En la universidad, la UJS organizaba las listas en las diferentes facultades de cara a las elecciones que tendrá lugar el próximo 16 de mayo. Histórico fue el Congreso por la vivienda y el trabajo, convocado por el Polo Obrero en apoyo al FIT, que copó con mil luchadores el salón “Agustín Tosco” del Sindicato Luz y Fuerza.

Nuestras candidatas y candidatos

Ese sacrificio que se vio en la campaña electoral, también se reflejó en la conformación de nuestras listas, donde nuestros candidatos representaban en primer lugar a las luchas. Una larga lista de luchadores de la Coordinadora Sindical Clasista, del Polo Obrero, del Plenario de Trabajadoras, de la UJS, de la 1969, y de Tribuna Ambiental, pusieron en pie y encabezaron nuestras listas en el interior, en capital y para legisladores. En Calamuchita, el dirigente de la UTS, Martín Gamron, encabezó una campaña ejemplar quedando a pocos votos de ingresar al concejo local. En el resultado electoral que obtuvimos hemos colocado a Soledad Díaz García en la Legislatura, que es referente del PDT y participa activamente de la asamblea #NiUnaMenos; como así también a Cintia Frencia en el Concejo Deliberante de capital, que es docente y referente de la CSC.

La agitación electoral de Sole y Cintia siguió los mismos lineamientos. Con recorridas por el interior, las barriadas de capital y los lugares de trabajo fuimos batallando por el voto. Del mismo modo peleamos por ingresar en los medios de comunicación, copados por los candidatos capitalistas. En las redes sociales se destacaron nuestros materiales, incluso algunos volviéndose virales. Con un presupuesto acotado, nos abrimos paso para destacar nuestro programa.  

En un cuadro electoral negativo, marcado por el fraude político desplegado por Schiaretti y un impasse en la conciencia política popular, hemos sentado nuevas bases para el crecimiento. Nos preparamos para la grave crisis social y política que se avecina, promoviendo la intervención histórica de la clase obrera y de los explotados. Las tribunas conquistadas las aprovecharemos para profundizar, por medio de la agitación y la propaganda socialista, el reclutamiento revolucionario.

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios