fbnoscript
15 de marzo de 2019

El Partido Obrero realizará su Conferencia Electoral este sábado

La Conferencia Electoral del Partido Obrero que se reunirá este sábado, desde las 10h, con la presencia de delegados electos de todo el país, tendrá lugar en momentos en que el fracaso del segundo acuerdo con el FMI está a la vista de todos. Producto de ello, Argentina atraviesa un salto cualitativo de la crisis, que conducirá inexorablemente a una nueva bancarrota nacional. Mientras, la inflación sigue haciendo estragos en los ingresos del pueblo trabajador, los cierres de fábricas y empresas y las suspensiones masivas en la industria automotriz y metalúrgica se generalizan y centenares de recursos preventivos de crisis ponen en jaque, con la complicidad de la burocracia sindical, a los convenios colectivos de trabajo.

El Partido Obrero convocará al Frente de Izquierda a luchar e intervenir como un frente único y propondrá candidaturas, iniciativas y un plan de acción común nacional y en apoyo a las campañas provinciales que ya se están desarrollando y a las que siguen en el calendario electoral. Con la conformación de un acuerdo integral del Frente de Izquierda con estos aspectos, planteará discutir la intervención frente a otras fuerzas de la izquierda interesadas en el FIT. 

El Partido Obrero propone una campaña y un plan de acción nacional por una salida de los trabajadores a la crisis del régimen, para que la paguen los capitalistas, no los trabajadores: parar los despidos repartiendo las horas de trabajo. Parar la fuga de capitales nacionalizando el sistema financiero. Nacionalizar y poner bajo gestión de los trabajadores los recursos naturales del país. Abrir los libros de las contratistas de la obra pública y asegurar la continuidad de las obras mediante la intervención del Estado bajo gestión y planificación de los trabajadores. Elevar el salario a una canasta familiar y las jubilaciones al 82%, reponiendo los aportes patronales. Impuestos progresivos al capital y eliminación de los impuestos al consumo. Este programa de salida a la crisis es incompatible con la permanencia de Macri y su gobierno digitado por el FMI.

Frente a la oposición y las centrales sindicales cómplices que quieren un recambio electoral pero para gobernar con los mismos intereses, oponemos la perspectiva de un paro de 36 horas. Porque a Macri y al régimen del FMI, de los gobernadores y sus partidos corrompidos hasta la médula, hay que derrotarlo y que se vaya ahora mismo con millones de trabajadores en las calle y reorganizar el país con una Asamblea Constituyente, libre, soberana y con poder, bajo la perspectiva de los trabajadores.

El Partido Obrero propondrá esta perspectiva al Frente de Izquierda y a todos los luchadores. Vamos con todo, por una salida de los trabajadores a la crisis.

Compartir

Comentarios