fbnoscript
11 de febrero de 2019

Reclamo en Chaco por el subsidio a todos los inundados

En el día de hoy se ha producido una crisis porque a la larga fila de inundados que concurrió a anotarse para un subsidio en Resistencia, como lo hicieron muchos vecinos el viernes de la semana última, le cerraron las puertas de casa de Gobierno. El subsidio, de 10000 pesos, nunca fue anunciado oficialmente, pero se le informó a organizaciones sociales y punteros políticos que el viernes se anotaron. Incluso circuló una planilla con requisitos para la inscripción.

El daño de muchas familias por la inundación es muy superior a los 10.000 pesos que se pretende pagar, en muchos casos hay daños a las viviendas, a televisores, heladeras, colchones, etc. En muchos barrios, los inundados no recibieron ni siquiera asistencia mínima, como colchones. Muchas familias se endeudaron luego de la inundación, y no podrán pagar las cuotas con los intereses usurarios que cobran las tarjetas.

La responsabilidad estatal por las inundaciones es indudable. Barrios enteros se inundaron por falta de obras. En Barranqueras, hasta la intendenta venía pidiendo las bombas necesarias en las estaciones de bombeo. En la Liguria, fue determinante el cierre de los desagotes de las lagunas al río Negro y también faltan bombas en la estación de bombeo. En la zona sur, las obras del canal Quijano y 16, inconclusas, determinaron que el agua no bajara por varios días.

En toda la provincia, el desmonte fue un factor central para agravar la situación y, como denuncian muchos vecinos de diferentes localidades, la prohibición de desmontar no se está cumpliendo.

En el campo, el gobierno subsidia a los productores rurales cuando muchos de ellos son grandes empresas que ganan fortunas y tienen espalda para aguantar la pérdida de una cosecha. En contrapartida, deja de lado a los inundados de la Ciudad, que son trabajadores y desocupados en su gran mayoría.

El Partido Obrero presentó, en una reunión con el ministro Martín Nievas, un pliego completo de reclamos de obras públicas y adecuación de las estaciones de bombeo, para evitar nuevas inundaciones. De estas obras, muchas fueron anunciadas, pero no se ponen en marcha. También reclamamos un subsidio equivalente a las pérdidas de cada una de las familias, un reclamo elemental de resarcimiento.

Apoyamos el reclamo de todos los vecinos que se encuentran frente a Casa de Gobierno y llamamos a movilizarnos en su apoyo.

En esta nota:

Compartir

Comentarios