fbnoscript
10 de enero de 2019

Vaca Muerta, eppur si muove*

En 90 días, se produjeron cuatro sismos en Añelo, localidad cercana al yacimiento no convencional.

El pasado 9 de enero se produjo un sismo en la zona denominada “el corazón de Vaca Muerta”. Alcanzó un grado de 4.1 en la escala Richter y produjo caída de muebles y fisuras en paredes de viviendas en Añelo, la localidad ubicada en el centro de la explotación no convencional.

Se trata de una zona de meseta y a más de 300 kilómetros de la precordillera andina. Desde que se intensificó en 2.015/16 la explotación no convencional, con la hidrofractura de la roca madre, hubo una seguidilla de sismos en la zona, cada vez más seguidos. En los últimos 90 días ya hubo cuatro, de entre 3.0 a 4.5 grados Richter.

Aunque las evidencias apuntan a la actividad de fractura hidrocarburífera, las autoridades dicen lo contrario. Afirman que no existen pruebas de que así sea. Prefieren indultar desde el vamos a las petroleras, aunque el ritmo de fractura subterránea “se cuadruplicó en 18 meses” (RN 20/9/2018), que es precisamente cuando comenzó esta seguidilla de sismos.

Es un hecho objetivo que no había sismos antes de la actividad de fractura y los que se producen ahora, ocurren en los alrededores de los yacimientos con mayor grado de perforación con fractura, algunas de las cuales alcanzan los tres kilómetros horizontales.

Detrás de esa superactividad, subsidiada por el Estado en boca de pozo, se encuentran petroleras como Tecpetrol (Techint), PAE, Total, YPF, etc. Además del saqueo, la contaminación a cielo abierto y subterránea, y la explotación negrera de la mano de obra, ahora deben sumarse a la lista los sismos y los daños en las zonas urbanas. Sin olvidar que en los alrededores existen represas que embalsan lagos inmensos.

La industria hidrocarburífera debe ser expropiada totalmente y funcionar bajo control obrero y de las organizaciones ambientalistas. Solo así se podrá conciliarse la extracción con el cuidado del medio ambiente y la seguridad de los trabajadores del sector y las poblaciones.

Es el programa del Partido Obrero y del FIT, y será un eje de campaña electoral hacia el 10 de marzo. Enfrentamos a los candidatos de las petroleras.

* “Y sin embargo, se mueve”, en italiano. Frase atribuida a Galileo Galilei, susurrada tras abjurar ante la Inquisición de sus descubrimientos sobre el movimiento de la Tierra alrededor del Sol.

En esta nota:

Compartir

Comentarios