fbnoscript
5 de enero de 2019

Bahía Blanca: abajo el boletazo y el ajuste

A puertas cerradas, y con ayuda de la oposición pejotista, el Concejo Deliberante aprobó el presupuesto municipal del gobierno macrista.

En la primera sesión del Concejo Deliberante del año, el viernes 4 de enero, el gobierno municipal de Héctor Gay (Cambiemos) logró hacer pasar el aumento del pasaje de colectivo, llevando el nuevo valor a $25,25, nuevamente el más alto del país.

El aumento en el último año ha sido del 46%, mientras que en el mismo período el salario mínimo vital y móvil aumentó 19%. En los últimos dos años, el aumento del boleto fue del 101%, mientras que el incremento del SMVM fue del 40%.

El anuncio de este boletazo causó indignación popular, y hubo una movilización autoconvocada al HCD en protesta, a la que se sumaron el Partido Obrero en el FIT y otras organizaciones.

Sin embargo, antes del inicio de las sesiones, en un hecho inédito, la policía impidió el ingreso de los manifestantes al recinto por orden del presidente del HCD Nicolás Vitalini.

Producto de la reciente ruptura de una concejal, el oficialismo perdió el quórum propio, quedando con 11 concejales propios más un aliado massista; un total de 12, al igual que la oposición.

Tres concejales opositores se acercaron a la puerta a manifestar su desacuerdo con la sesión “a puertas cerradas”, pero no hicieron nada para impedirlo a pesar de reconocer que la medida era irregular y antirreglamentaria. Ante el pedido de algunos manifestantes de que se retiraran, los ediles se negaron diciendo que “había temas importantes a tratar” (Quiroga, UC). Querían tribuna popular para su voto en contra, pero no impedir que pase el ajuste.

La oposición PJ-K dio quórum y con el desempate del presidente del HCD se aprobaron el boletazo y el presupuesto municipal intacto, con todo el ajuste que viene del presupuesto provincial. En este sentido, el intendente Gay había expresado “Nos queda claro el costo que se debe pagar para llegar a las metas de déficit cero y me parece que los municipios tenemos que ir en esa línea, la misma línea que apoyamos este año con la ley de responsabilidad fiscal” (La Nueva, 14/11).

La mayoría de las organizaciones sindicales, de conducciones peronistas, dieron la espalda a la movilización contra el boletazo y el presupuesto, incluso el Sindicato de los Municipales (STMBB) que se encuentra actualmente en conflicto con el Ejecutivo.

Para frenar los atropellos al pueblo, se requiere una intervención decidida de la clase obrera. Es urgente la convocatoria a un Congreso de bases de todas las Centrales Obreras, por un programa de salida de los trabajadores a la crisis capitalista, y un plan de lucha para conquistarlo. Por una alternativa política de los trabajadores.

Compartir

Comentarios