fbnoscript
4 de diciembre de 2018

La “unidad peronista” para aprobar el presupuesto de Vidal

La sanción del Presupuesto 2019 y la Ley Impositiva para la Provincia de Buenos Aires son ilustrativas no solo de la hoja de ruta de ataque a los trabajadores y la hipoteca creciente del gobierno de Vidal, sino más aún del rol de las distintas fracciones del peronismo en la colaboración con esa agenda oficial.

Con una sesión simultánea de ambas cámaras legislativas, que se extendió hasta bien entrada la madrugada, Cambiemos se anotó un nuevo tanto gracias al pacto de cogobierno que en estos tres años no solo le permitió aprobar los presupuestos de ajuste sino varias leyes antiobreras.

El acuerdo de Vidal con los distintos bloques peronistas consistió en que éstos le brindaron los votos justos y necesarios para aprobar el paquete oficial, para lo cual armaron toda una ingeniería. En los casos en que se requerían dos tercios de los votos -tanto para habilitar el tratamiento de los proyectos sobre tablas como para aprobar la autorización de endeudamiento, que se votó separada del Presupuesto- contaron con el apoyo del Frente Renovador y el PJ. Unidad Ciudadana votó en contra porque sus votos no fueron necesarios, pero participó a la par del PJ en la negociación con Cambiemos. Formaron parte del acuerdo que impulsó la aprobación del Presupuesto, no para frustrarlo. La unidad peronista es, en todos sus aspectos, reaccionaria y funcional al ajuste.

Rosca

Como parte de la negociación, se formaría una Comisión Bicameral para estudiar la realización de una prueba piloto desdoblando las elecciones en 20 municipios. Es evidente que se trata de un gancho para cooptar alcaldes peronistas separándolos de la disputa por la gobernación y la presidencia. Esto, cuando se ha hecho público que dentro del gobierno de Vidal evalúan dislocar la elección provincial de la nacional.

El acuerdo resultante de este entramado es en todos sus aspectos reaccionarios. En primer lugar, deja en pie todo el ajustazo a la educación, la salud, el Astillero Río Santiago, el Instituto de la Vivienda; autorizan a seguir agrandando la hipoteca de la provincia; sostiene los impuestazos a los trabajadores y las reducciones a los capitalistas. En segundo término, evita que los municipios se hagan cargo de los subsidios a las privatizadas, pero mantiene todo el esquema de beneficios a las empresas de servicios (a cuenta de la Provincia, es decir a más ajuste) y deja la puerta abierta a nuevos tarifazos. Además, le permite a los municipios a implementar impuestazos de más de 38%. Por último, introduce cláusulas de impunidad para los intendentes en el régimen del Tribunal de Cuentas.

Nuestra intervención

En su intervención, Guillermo Kane explicó que el rechazo al paquete de leyes por parte del Frente de Izquierda era desde el campo de la docencia que este año se rebeló contra el derrumbe de las escuelas, de los estudiantes que enfrentan el cierre de cursos y de carreras en los institutos terciarios, de los estatales que pelean por el aumento salarial, de los que enfrentan los despidos y la precarización. Llamó a los trabajadores que resisten este ajuste deben sacar las conclusiones del acuerdo reaccionario que le permitió a Vidal aprobar su plan de guerra al servicio de los especuladores.

El acuerdo que han sellado no tiene que ver entonces con una mejora de las condiciones de vida de los bonaerenses. Es un acuerdo guiado por las intenciones electorales de distintos grupos y camarillas, aunque del tipo que no puede ser declarado públicamente, incluso porque se procesan fuertes choques dentro de cada bloque político. La llamada Unidad Peronista, que quiere incluir a los Pichetto, los garantes del ajuste nacional de Macri, en la Provincia de Buenos Aires los tiene adentro desde siempre, porque el cogobierno con Vidal no es una novedad. Luego de autorizar cada endeudamiento, la cesación de pagos bonaerense a la que vamos tendrá su ADN Pro y su ADN peronista. Esta Legislatura le robó las jubilaciones a los trabajadores del Banco Provincia. Le dio la espalda al planteo de juicio político a Vidal, que correspondía a la responsabilidad política de los funcionarios del ajuste en las muertes de Rubén Rodríguez y Sandra Calamano. La unidad peronista no es un arma contra el ajuste, es el arma para adormecer a las masas, tratando de distraernos con entretenimientos de combinaciones electorales, denunció Kane.

Al finalizar su intervención, concluyó destacando que estas fuerzas, y los grupos políticos que orbitan alrededor de ellas, marcan el camino a la derrota. Llaman a guardarse cuando viene el G-20, porque son parte de ese poder que opera contra los pueblos. Llaman a misa cuando hay que ganar las calles, porque temen que los trabajadores barran con ellos también. Desde el Partido Obrero en el Frente de Izquierda llamamos a romper con estas fuerzas y a organizarse de manera independiente en cada barrio, cada ciudad, cada sindicato y centro de estudiantes. A defender también una expresión electoral independiente el año que viene, porque diluir el voto de los trabajadores detrás de un bando de verdugos nos va a debilitar en los momentos críticos que vivimos. Sólo la fusión del movimiento obrero, de la juventud, de la mujer con la izquierda revolucionaria va a abrir una nueva perspectiva histórica frente al saqueo nacional que intentan llevar adelante una vez más.

Compartir

Comentarios