fbnoscript
11 de octubre de 2018 | #1523

Atención: el tarifazo sigue en pie

En medio de un escándalo nacional, el gobierno dice haber retrocedido con el tarifazo retroactivo sobre el gas.

Querían transferirle a los usuarios –en cuotas ¡y con intereses!– el aumento del gas que es resultado de la devaluación de la moneda.

Pero la medida oficial, ¿ha parado realmente el tarifazo?

–Las gasíferas VAN A COBRAR el tarifazo “retroactivo”. Sólo que ahora se lo pagará el Estado. Por lo tanto, lo que no paguemos en la tarifa, lo pagaremos con impuestos al consumo.

–El aumento de tarifas –que llega al 50% para los consumos de las familias- queda en pie. Lo vamos a pagar a partir de ahora y se sentirá con toda su fuerza en el próximo invierno. Ello, sin contar los futuros aumentos previstos para el gas… y los que vengan por nuevas devaluaciones.

–El gobierno ha anulado, en los hechos, la tarifa social, porque sólo regirá para un mínimo de consumo. Por encima de ello, las familias tendrán que pagar el 100% de la tarifa. Condenan a los más empobrecidos a no calefaccionarse, si no quieren ser saqueados. 

La mayoría de los supuestos “opositores” ha saludado esta mentirosa “marcha atrás” del gobierno, que deja en pie al tarifazo, y que convalida el régimen de resarcimientos leoninos a las petroleras y gasíferas. 

La conclusión es clara: el tarifazo debe ser derrotado con la movilización y la lucha de los trabajadores. Impulsemos asambleas populares
para organizar el rechazo popular. Que se retrotraigan todos los aumentos de los últimos años. Por la vigencia integral de la tarifa
social, sin restricciones al consumo. Que los sindicatos –donde la burocracia mira para otro lado– rechacen los tarifazos, junto al reclamo
por la reapertura de las paritarias.

El gobierno ha señalado que “no dará marcha atrás”, porque se trata de un compromiso “firmado” con las petroleras. Es el mismo compromiso que tienen con los acreedores de la deuda externa y al FMI. La conclusión es clara: gobiernan para los usureros y para las petroleras, aunque ello implique condenar a la miseria social a la mayoría de los trabajadores. 

Para salvar los derechos elementales de trabajadores y oprimidos, que se vayan Macri y el régimen confiscatorio de los tarifazos. Por una Asamblea Constituyente libre y soberana, que resuelva  la nacionalización integral de los recursos energéticos bajo control de los trabajadores.

En esta nota:

Compartir

Comentarios