fbnoscript
28 de junio de 2020

Plottier: un paso adelante en la campaña por Casas Refugio

En el marco de la campaña provincial por la constitución de Casas Refugio para mujeres víctimas de violencia y sus hijes llevada adelante por el Plenario de Trabajadoras y las organizaciones de mujeres y disidencias, se votó por unanimidad en el Concejo Deliberante de Plottier el pedido de que la resolución sea reglamentada por el poder ejecutivo provincial. Es el primer Concejo Deliberante que lo hace en la provincia.

Esta resolución, presentada en la legislatura por nuestra diputada Patricia Jure y votada por unanimidad, ha sido producto de una gran lucha de muchos años de las mujeres movilizadas y organizadas en las calles.

El voto por unanimidad en ambos legislativos de ninguna manera indica que los bloques patronales han hecho lugar a la terrible situación de violencia que padecemos las mujeres. Las estadísticas dan muestra de ello: han aumentado las situaciones de violencia, los femicidios y la situación de vulnerabilidad social y económica. La pandemia ha sacado a luz que el incremento de los merenderos y comedores en las barriadas neuquinas ante la imposibilidad de pasar una cuarentena con hambre, sin salario, sin trabajo. Son las mujeres quienes llevan adelante las ollas populares para paliar la falta de comida, mientras el gobierno provincial cerró los centros asistenciales que otorgaban almuerzos a miles de niñes. La línea 148 denunció hace poco que ha aumentado en un 48% los llamados por las leyes 2.785 y 2.302 (por violencia de género y de niñez y adolescencia).

En Plottier, solo la línea telefónica habilitada por pandemia desde Salud Mental del Hospital ha recibido en el mes de mayo 78 llamados por situaciones de violencia, abusos, y síntomas ligados al aislamiento. Todo lo cual indica que se ha incrementado el nivel de riesgo psicosocial. La población de la localidad se encuentra mayoritariamente trabajando en negro y en el mejor de los casos, precarizada. El párate económico golpea doblemente a las familias trabajadoras porque la falta de ingresos económicos impacta emocionalmente.

Toda la responsabilidad de esta catástrofe le cabe al Estado. Es que ha priorizado el endeudamiento y el pago de sus compromisos con los acreedores antes que atender la problemática social. El presupuesto para la atención de la violencia de género no se ha movido un ápice: no llega a los $70 por mes por mujer que denuncia. Es abandonar a miles de familias al riesgo de nuevos femicidios. Los refuerzos alimentarios no llegaron a 35.000 en el mes de mayo. Un verdadero despropósito en el panorama provincial.

La campaña por Casas Refugio se inscribe en la necesidad vital de que las mujeres y sus niñes no deban estar en situación de riesgo de vida para poder alimentarse. Por esa razón su aprobación obliga al gobierno a destinar presupuesto para esta pandemia silenciosa ligada a la incertidumbre y abandono del gobierno y los partidos patronales.

El Partido Obrero en el Frente de Izquierda y el Plenario de Trabajadoras estamos en el camino de quebrar esta política con la organización y la lucha en las calles y en los parlamentos.

Por la reglamentación ¡ya! de la 1.057. Basta de violencia estatal y femicidios.

#NiUnaMenos. El Estado es responsable.

 

Compartir