fbnoscript
21 de mayo de 2020 | #1594

Asamblea de mujeres y disidencias discute acciones de lucha

Hacia el 28M y 3J. El 21 marchamos al Ministerio de las Mujeres

El pasado sábado se reunió la primera asamblea de mujeres y disidencias, convocada por organizaciones de izquierda, ante la deserción de los sectores kirchneristas que en el pasado organizaban estas jornadas.

La asamblea reunió a un centenar de compañeras con la premisa de que “la lucha de las mujeres no está en cuarentena” y la voluntad de organizar jornadas de lucha por nuestros derechos hacia el 28 de mayo -Día de Acción Mundial por la Salud de las mujeres y emblema de la lucha por el derecho al aborto legal- y el próximo 3 de junio, la fecha del #NiUnaMenos y de denuncia del Estado responsable.

Tras una larga deliberación, acordamos realizar una primera acción de lucha callejera el próximo jueves 21 de mayo, a las 17 horas, frente al Ministerio de las Mujeres, con las consignas “No al pago de la deuda”, “Presupuesto para las mujeres y disidencias” y “Aborto legal ya”. Junto con ello nos pronunciamos en apoyo a distintas acciones que tendrán lugar esta semana, como ollas populares en los barrios y la movilización de la gremial Ademys en defensa de las y los docentes el próximo viernes frente a la Legislatura porteña.
La grave situación que atravesamos las mujeres y las disidencias atravesó múltiples intervenciones. En estas se denunció la política del gobierno de Alberto Fernández, que tiene como prioridad el pago de la usuraria deuda externa (reforzando el sometimiento nacional al FMI y al capital financiero), mientras no destina un peso a la atención de las mujeres, cuya exposición a la violencia se ha agravado en el marco del confinamiento hogareño que impone la cuarentena. Tampoco destina los recursos necesarios al sistema sanitario en medio de una pandemia mundial y con un ranking escandaloso, en nuestro país, de trabajadoras y trabajadores de la salud contagiados.

Los despidos, la precarización laboral y los ataques al salario -avalados por la burocracia sindical y el Ministerio de Trabajo- son otro capítulo especial de los agravios que nos afectan a las mujeres trabajadoras, sobre quienes pesa “la responsabilidad” del cuidado familiar, en barrios sin agua potable y sin acceso a los alimentos. Las voces de las compañeras de los barrios, como las del Polo Obrero; de organizaciones sindicales independientes, como Ademys, la Asociación Gremial Docente de la UBA y comisiones internas combativas, así como de las organizaciones independientes y de activistas de esta lucha, fueron categóricas para describir lo que las organizaciones integradas al gobierno quieren ocultar: la pandemia de la violencia contra las mujeres.

A la luz de esta realidad, el rechazo al pronunciamiento de funcionarias en apoyo al pago de la deuda en nombre del “feminismo” fue contundente.

De igual manera, nos pronunciamos por reforzar el reclamo por la urgente aprobación del derecho al aborto legal, que el gobierno quiere mandar a cuarentena, no se sabe hasta cuándo.

La convocatoria a organizarnos ha resultado un acierto. Vamos por una nueva asamblea el próximo sábado. Las compañeras del Plenario de Trabajadoras propondremos nuevas acciones que preparen una movilización el 3 de junio hacia Plaza de Mayo, reclamando que no hay Ni Una Menos con hambre, despidos, salarios de miseria, aborto clandestino y desprotección de las mujeres.
 

 

Compartir

Comentarios