fbnoscript
4 de diciembre de 2018

Las mujeres decimos presente y vamos al paro y movilización por Lucia Pérez el 5 de diciembre

A las 17, desde Tribunales.

El lunes 26, cuando miles de mujeres nos preparábamos en todo el país para salir a marchar contra la violencia hacia a las mujeres en un nuevo 25N, conocimos el fallo absolutorio a los tres responsables del femicidio de Lucía Pérez. La joven de 16 años fue drogada, abusada y asesinada el 8 de octubre de 2016 por Juan Pablo Offidani, Alejandro Maciel y Matías Farias, este último era vendedor de drogas en la puerta del colegio a donde asistía Lucia. Días después de su femicidio –el 19 de octubre– miles de mujeres tomamos las calles en una de las movilizaciones más grandes que se recuerden, y logramos imponer un paro desde las bases que sobrepaso a la burocracia sindical de todo pelaje.

Dos años después, luego de este fallo misógino, que es una verdadera provocación al movimiento de mujeres, volvemos a las calles este 5 de diciembre, en una jornada de lucha que cruzara el país con paros de actividades, cortes de calle y ruidazos. También nos movilizaremos a los principales centros del poder político para denunciar a los responsables últimos de la violencia contra las mujeres: el Estado y todas sus instituciones, en particular la justicia. Dichas acciones se discutieron y votaron en una asamblea que se reunió el día lunes y congrego a más de 400 mujeres y disidencias, demostrando que el movimiento de mujeres no ha perdido su capacidad de reacción. La asamblea fue especial porque participaron Marta Montero, la mamá de Lucía, y su hermano Matías, quienes fueron muy claros a la hora de decir lo que venían a buscar: “queremos que el fallo se caiga, queremos justicia por Lucia”.

La burocracia sindical, la gran ausente

Las mujeres reunidas en esta asamblea discutimos realizar medidas de fuerza en distintas modalidades (paro total de actividades, asambleas, cortes, ruidazos, fotos, etc) durante todo el día en nuestros lugares de trabajo y estudio. Además de esto, en CABA nos concentraremos en Tribunales desde las 17 hrs para luego realizar una acción en el Obelisco y culminaremos en Plaza de Mayo para denunciar al poder político (Cambiemos, el PJ y todas las variantes patronales) y su responsabilidad en la garantía de impunidad para los violentos. Vamos también a decir que es este mismo poder político el principal beneficiado de la violencia hacia las mujeres, y uno de sus ejecutores a la hora de aplicar planes de hambre y ajuste. Por ello no es casual que uno de los cantos que más se escucharan ayer fuera el de “paro, paro general”.

Sin embargo, las grandes ausentes de este debate fueron las burocracias sindicales, quienes –igual que en 2016- no se pronunciaron por el paro o solo lo hicieron en algunos lugares, por lo menos hasta ahora. No es de extrañar que quienes nos llamaron a rezar a Luján o a sacar a Macri “en las urnas” pretendan ignorar esta importantísima acción callejera.

Las luchadoras presentes

En cambio sí estuvieron presentes las trabajadoras del Nordelta, que contaron la lucha que están llevando adelante contra la discriminación y la explotación que sufren de la mano de sus patrones de los countries. Estuvieron presentes las representantes anti burocráticas de distintos gremios como AGD, Ademys, y SIPREBA, estuvieron las estudiantes y muchas otras mujeres que se acercaron a plantear la necesidad de la continuidad de la movilización y la lucha

En la asamblea aparecieron varios planteos en torno a la justicia patriarcal y al “pacto machista”, que sería la explicación del femicidio de Lucía y la razón por la que luego se lo declara impune. Sin embargo también estuvo presente el planteo de la responsabilidad del Estado: la acción de los narcos en los barrios más pobres de Mar del Plata solo es posible gracias a la protección del gobierno de Arroyo que dejan la zona liberada para que estos narcos actúen libremente. Por otro lado a jueces misóginos y reaccionarios como Urso, Viña y Carnevale los coloca ese mismo poder político. En ese sentido sonó fuerte el reclamo de exigir no solo la destitución de estos jueces sino plantear la elección popular de los mismos, como un reclamo a llevar adelante desde el movimiento de mujeres, porque no es la primera vez que un caso de violencia o femicidio termina en impunidad judicial.  

Paro y movilización

Esta masiva asamblea y la acción que desarrollaremos mañana 5 de diciembre, demostró que las mujeres no nos hemos ido a nuestra casa, como esperaban varios sectores después de la negativa del Senado a legalizar el aborto el 8 de agosto pasado. En el año en que el movimiento de mujeres puso a dos millones de personas en las calles, no íbamos a permitir que un fallo que busca ser aleccionador para las mujeres y niñas de este país pasara así como así.

 

Leé también:
Gran pañuelazo por Lucía frente a la Quinta de Olivos


#LLAMENAMIVIEJA La impunidad de un hijo del poder
 

Compartir

Comentarios