fbnoscript
18 de octubre de 2018 | #1524

Encuentro nacional de Chubut

Las mujeres nos seguimos organizando

Las mujeres nos seguimos organizando

Foto nota: Marianela Albornoz

El pasado fin de semana la ciudad de Trelew se vio conmovida por grandes contingentes de mujeres que, con sus pañuelos verdes siempre flameando, se movilizaron para participar del 33° Encuentro Nacional de Mujeres. Fueron de la partida mujeres trabajadoras que se organizan en los sindicatos y en las barriadas, del movimiento LGTBI, y una masiva presencia de la juventud, en especial las secundarias, que fueron un motor fundamental de la marea verde en todo el país.

La simpatía que recibimos las mujeres movilizadas por parte del pueblo chubutense reflejó la identificación con las luchas que enarbolamos: desde el aborto legal hasta la necesidad de derrotar la política anti obrera de Macri y los gobernadores, por parte de un pueblo que sufre uno de los índices de desocupación más elevados de todo el país. El contraste de estas manifestaciones con la campaña llevada a cabo por evangelistas y el Portal de Belén, con el apoyo del intendente Maderna y el gobernador Arcioni –que tuvo su cara más violenta en la represión policial del domingo a la noche- explica el fracaso de quienes quisieron impedir que el Encuentro se desarrollara. Las Iglesias se abstuvieron de intervenir en los talleres frente a la masividad de mujeres movilizadas, aún a pesar de las dificultades de un viaje tan lejano y caro, lo que da cuenta de la enorme disposición a la lucha.

Batalla política

Las compañeras del Plenario de Trabajadoras fuimos a los talleres a debatir la necesidad de organizarnos para derrotar el ajuste y para que se vayan Macri, los gobernadores y el FMI y su relevo por una Asamblea Constituyente libre y soberana, que de una salida a nuestros reclamos más urgentes. Denunciamos a la burocracia sindical peronista y kirchnerista, con la que polemizamos en los talleres sindicales, mostrando que están dejando pasar la ofensiva y que tributan en el campo del clericalismo y la contención social para bloquear las luchas. La denuncia de la marcha que las CGT y CTA preparan el 20 a Luján, para rendirle tributo a los artífices de la derrota del aborto legal y enemigos acérrimos de los derechos de las mujeres, no pudo ser refutada, y logró pronunciamientos masivos de rechazo. Contrapusimos la enorme movilización de las mujeres autoconvocadas en Brasil contra el fascista Bolsonaro, que ofrecen un rumbo de lucha para toda la clase obrera. La concentración frente a la embajada brasileña que promueve el Frente de Izquierda para el 20/10, llamando a replicar acciones similares en todo el país, fue recogida con enorme entusiasmo en todos los talleres.

Fuimos a un debate en torno a la necesidad de dar continuidad a la lucha por el aborto legal, impulsando una consulta popular vinculante contra la política de quienes han colocado a nuestro movimiento en un impasse detrás de “esperar y votar bien en 2019”. La consulta popular interesó a un sector del activismo de mujeres que interpeló a quienes lo boicoteaban por llevarnos a un camino sin salida. Fue así un eje de debate contra las corrientes políticas –como el PCR, el peronismo y el kirchnerismo que integran la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto- que evidenciaron que no tienen nada para ofrecer más que hacer la plancha hasta las elecciones del año próximo.
La lucha por la separación de la Iglesia del Estado también fue un eje central del Plenario de Trabajadoras, y de modo casi exclusivo del Frente de Izquierda, ante organizaciones con múltiples vínculos con el Vaticano. Esto se expresó especialmente en los talleres de Educación Sexual Integral, donde nuestras compañeras fueron a batallar por impulsar masivamente la lucha contra la ofensiva clerical que quiere bloquear la reforma de la ley actual, pactada en 2006 por el kirchnerismo y la Iglesia que le pusieron un tapón a su carácter laico y científico. Las fuerzas políticas del parlamento han decidido “no hacer olas” y negociar con los “celestes”. La autoría de los proyectos que están cajoneando en el Congreso y las legislaturas no casualmente corresponden a nuestros diputados, tanto Romina Del Plá en el Congreso Nacional como Guillermo Kane en la legislatura bonaerense y nuestras bancas en todo el país.  

Con renovadas fuerzas para nuestra lucha

El Plenario de Trabajadoras intervino en este Encuentro de Mujeres con una orientación de lucha para todos nuestros reclamos. El movimiento de mujeres ha demostrado su enorme potencialidad, enfrentando al Estado y sus partidos y al oscurantismo clerical en todas sus variantes. Los partidos del régimen y sus agentes, que intervienen en los ENM y en especial en su comisión organizadora (dominada por el PCR y el peronismo) han tomado nota de ello, y por eso se esfuerzan en bloquear un desarrollo que, más temprano que tarde, se los llevará puestos a todos. Miles de mujeres de todo el país nos escucharon en los talleres, se interesaron por nuestros planteos y vuelven a sus provincias con un empuje fenomenal para librar las batallas que tenemos planteadas. Nuestro objetivo es que esa fuerza colectiva no se disipe, sino que se traduzca en organización consciente. Ahora, a seguirla en cada lugar de estudio y trabajo, en cada rincón del país, ¡mujeres a organizarnos!

Compartir

Comentarios