fbnoscript
17 de octubre de 2018

Encuentro Nacional de Chubut: El debate en los talleres de Mujer y organización sindical

Burocracia sindical vs. clasismo
Por Ileana Celotto
Secretaria general AGD UBA
Encuentro Nacional de Chubut: El debate en los talleres de Mujer y organización sindical

Foto: Marianela Albornoz

Cómo enfrentar el ajuste que está sufriendo la clase obrera. Ese fue el eje que se impuso en las más de 6 comisiones que se abrieron dada la cantidad de trabajadoras que se sumaban al taller de mujer y organización sindical.

Desde la Comisión Organizadora, se “bajaron” ejes de debate que circunscribían el temario a la situación de la mujer en el trabajo. Sin embargo, y por propuesta del Plenario de Trabajadoras, rápidamente se impuso en todas los talleres la discusión respecto al ajuste del gobierno (del cual las trabajadoras somos el sector más atacado), los gobernadores y el FMI y la pelea por el salario, por los convenios colectivos y contra los despidos.

Fue un debate riquísimo en el cual dirigentas sindicales y delegadas de sindicatos de la educación, estatales, de la salud, de servicios y de distintas ramas de la industria confrontaron su balance de los propios conflictos de los que fueron protagonistas y su comprensión respecto a cómo enfrentar el plan de guerra hacia los trabajadores. Por supuesto, el tema de la situación de la mujer trabajadora en cada uno de los gremios, el problema de la falta de licencias, los ítems aulas o los códigos contravencionales, que se están tratando de imponer en las provincias y en Caba, así como el desarrollo de comisiones de género y la denuncia de la violencia en los lugares de trabajo, fueron temas presentes en numerosas intervenciones.

Las compañeras de la Coordinadora Sindical Clasista, de la Naranja Telefónica, de AGD UBA, de Tribuna Docente en Ademys, UTE, Aten Neuquén y los Sutebas Recuperados, de la Naranja de estatales y de Sipreba, denunciaron el papel que las distintas burocracias sindicales que le hacen el juego al gobierno y patronales. Los ejemplos sobran: la entrega de la gran huelga universitaria, los paros aislados de Baradel, los acuerdos de López (UTE) con Rodríguez Larreta, el desarme de la lucha de los estatales contra los despidos por parte de la CTA de los Trabajadores.

El papel de la Iglesia, dirección del movimiento contra el aborto legal, también formó parte del debate, puesto que se denunció que las mismas direcciones que entregan los conflictos buscan instalarla como elemento contenedor de los trabajadores. También aquí los ejemplos sobraban: Baradel pidiendo la intervención de la Pastoral en el debate paritario; las declaraciones de la CGT contra el aborto legal; la marcha a San Cayetano un día antes de la votación de lay del aborto legal en el Senado; la virgen en el palco del 24/9; la marcha por paz, pan y trabajo que convocan todos los sectores del 21F a Luján… el mismo día que las mujeres de Brasil volverán a ganar las calles contra el fascista Bolsonaro, candidato de las mismas iglesias que aquí militaron el pañuelo celeste.

En la mayoría de los talleres el debate mostró la confrontación que existe entre las direcciones sindicales kirchneristas y las del clasismo. Las compañeras de la CSC y del resto del FIT fuimos demostrando, apoyadas en nuestras propias realidades, el callejón sin salida y de entrega de las luchas por parte de las direcciones conciliadoras con el gobierno.

Con un debate respetuoso y en general franco, muchas de las compañeras K, pertenecientes fundamentalmente a los Sutebas celestes, a Aeronáuticos y la Verde de estatales y de la CTA Yasky, se delimitaron de la convocatoria a Luján, planteando que llevarán el tema a sus organizaciones. Y sinceraron la pelea que dieron en su central para que se pronuncie por el aborto legal. Ninguna pudo defender la política de supeditar la lucha por nuestros derechos y conquistas al 2019. Fue también casi unánime el apoyo a movilizarse el 24 contra la aprobación del presupuesto del ajuste y el aplauso a las compañeras del Astillero Río Santiago y Télam que trajeron su lucha. A todas las compañeras se las invitó a movilizarse a la embajada de Brasil el 20 al grito de “Ele Nao”.

Finalmente, y a pesar de la negativa a votar por parte de las organizadoras, en algunas comisiones se acordaron propuestas que forman parte del programa de la CSC y del FIT: no pago de la deuda externa, salario igual a la canasta familiar, paritarias libres y reapertura de las mismas, congreso de delegados con mandato de centrales y sindicatos, separación de la iglesia de los sindicatos y del Estado, movilización el 24 para que no pase el presupuesto.

Compartir

Comentarios