fbnoscript
4 de septiembre de 2018

Córdoba: miles de personas movilizadas rechazan la antiambiental Autovía de Montaña

Por Corresponsal

El viernes 31 de agosto miles de personas se manifestaron en el centro de Córdoba contra la obra de Autovía de Montaña que impulsa el gobernador Juan Schiaretti. El megaproyecto vial generará un impacto altamente negativo en el ecosistema del Valle de Punilla. Constituye un peligro para la salud de la población ya que la traza atraviesa un yacimiento de uranio; y, finalmente, es un negociado enorme para las empresas beneficiadas y los funcionarios que avalan la obra, en perjuicio de la economía de todo el pueblo cordobés.

Provocaciones y maniobras del gobierno

El miércoles 15 de agosto a las 8hs empleados José J. Chediack SAICA, la empresa constructora a cargo de la etapa actual de la obra denominada Variante Costa Azul – Puente sobre el Lago San Roque, retiraron el alambrado que limita la construcción y arrasaron con 280 metros de bosque nativo. Solo la acción decidida de los vecinos y asambleístas presentes, que se interpusieron frente a las máquinas y denunciaron la situación, pudieron detener esta acción ilegal de parte de la empresa. De por sí, este hecho debería determinar la caducidad de la licencia ambiental aprobada para la primera etapa de la Autovía.

Sorpresivamente, el 21 de agosto al mediodía, las máquinas de Chediack avanzaron nuevamente contra el monte nativo protegido, violando la licencia ambiental otorgada y poniéndose fuera de la ley. Sin embargo, la policía provincial avaló y protegió este procedimiento ilegal, deteniendo y hostigando a los vecinos y asambleístas presentes en el lugar. El 22 de agosto, asambleístas y vecinos se movilizaron en San Roque exigiendo el fin del desmonte ilegal. En horas de la tarde, una semana después de la denuncia realizada por la asamblea regional, se hizo presente Policía Ambiental y frenó la obra. Sin embargo, unos días después permitió la continuidad de la destrucción planteando “que los trabajos se estaban realizando dentro de la traza autorizada”.

Licencia ambiental trucha

El 24 de agosto, a través de un escueto comunicado, la Secretaría de Ambiente informó que se había otorgado la Licencia Ambiental para el segundo tramo de la obra. A pesar de modificar el 45% de la traza que se había discutido en la audiencia pública, la Secretaría de Ambiente otorgó la licencia. En realidad, ante un cambio tan considerable era necesario un nuevo Estudio de Impacto Ambiental y una nueva audiencia pública para discutirlo. Sin embargo, en el colmo del cinismo, el comunicado afirma que se trata de “un proyecto consensuado en beneficio de todos”, olvidando que el 80% de los expositores de la audiencia expresó su rechazo y desde hace meses los vecinos de Punilla se vienen movilizando contra esta obra.

El 29 de agosto, la legisladora de Unión por Córdoba Mariana Caserio presentó su proyecto para crear la “Reserva forestal Sierras de Punilla”. Caserio explicó que la reserva “tiene como principal objetivo la conservación y protección contra distintas amenazas que impactan sobre la integridad biológica de Punilla: expansión urbana, incendios forestales, usos extractivos, etc”. La legisladora olvidó mencionar la principal amenaza para el ecosistema de Punilla: la Autovía de Montaña que impulsa Unión por Córdoba y que ella misma defendió con vehemencia en la audiencia pública. Simplemente una clase magistral de oportunismo político y desvergüenza.

Denuncia a los intendentes

El 3 de septiembre los abogados de las asambleas de Punilla presentaron ante la Fiscalía de Instrucción de Cosquín, una denuncia penal por los presuntos delitos de abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público en contra de los intendentes de las localidades de Bialet Massé (Marcelo Oliva), Santa María de Punilla (Dardo Zanotti), y Cosquín (Gabriel Musso).

Estos funcionarios otorgaron la licencia de uso del suelo para la obra sin el respaldo de una ordenanza de sus respectivos concejos deliberantes, tal cual lo exige la normativa vigente. Esto significa que el permiso concedido carece de todo valor legal. 

¡Las sierras no se tocan!

Al grito de “no se venden, las sierras se defienden” y “Paso, paso, paso, se vino el Punillazo” miles de personas se movilizaron el 31A para denunciar la corrupción del gobierno provincial que insiste con avanzar con un proyecto que el pueblo de Punilla rechazó de todas las formas posibles. 

Al igual que los trabajadores de Epec (empresa eléctrica provincial) y la comunidad educativa universitaria, que se movilizaron contundentemente en estos días, es necesario que el movimiento ambiental se vincule a estas luchas para torcerle el brazo al gobierno. El camino para frenar este proyecto es mantener la organización y la movilización popular. 

 

Por la anulación de Licencia Ambiental al proyecto

Por el rechazo al negociado de la Autovía de Montaña.

Por la defensa del bosque nativo, los ríos y todo el ecosistema del Valle de Punilla.

 No a la construcción de una autovía sobre el yacimiento de uranio Rodolfo

Por un debate de todos los proyectos de alternativas a la Ruta 38 en asambleas públicas con poder de resolución y veto.

¡No a la Autovía de Montaña! ¡Las sierras no se tocan!

 

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios