fbnoscript
28 de mayo de 2018

Contaminación en el río Tigre: Zamora es responsable

Por Corresponsal
Partido Obrero Tigre

Durante el pasado fin de semana, en un hecho muy llamativo, los ríos de diferentes zonas del distrito se tiñeron de un color rojo emanando un olor muy fuerte que afectó a los vecinos y vecinas. No es la primera vez que los industriales de la zona contaminan inescrupulosamente el agua del Delta. La misma situación se produjo hace pocos años en el arroyo Las Tunas, donde las papeleras de la zona depositaban los residuos del proceso de reciclado de papel y las tintas sobrantes en el mismo. La contaminación afectó la salud de muchos habitantes de barrio durante años.

Ante esta situación, el intendente Zamora difundió un comunicado en el cual reclama al OPDS (Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable) que detecte los orígenes de este hecho y realice los controles sobre los ríos. Además, recomienda a los vecinos no tener contacto con el río hasta que se obtengan los resultados respectivos. Con el pasar de las horas se confirmó que esta situación se debió a que una fábrica textil de la zona de Torcuato vertió desechos tóxicos sobre el río que resultó con el cambio de tonalidad y el fuerte olor. 

El intendente, mediante el comunicado, intenta desligarse de toda responsabilidad sobre el hecho. Pero este ´Cromagnon´ en el río Tigre es el resultado de una política de connivencia que permite que las empresas se muevan con una impunidad total ya que los vínculos que tienen con el poder político del distrito son muy fuertes. La referente ambiental del Frente Renovador es Claudia Kalinec, que también es la presidenta de la Unión Empresaria de Tigre. Este estrecho vínculo entre los capitalistas del distrito con el municipio es lo que explica que éste no tenga ni quiera tener ningún tipo de control sobre las empresas en materia de impacto ambiental y se produzcan estos hechos cotidianamente en todos los barrios donde existen fábricas. Massa jamás cumplió su promeso de campaña de limpiar el Delta, y su discípulo continúa vertiendo aguas negras al río continuamente.

Por su falta de respuesta a este constante ataque a la salud, los demás partidos que integran el Concejo Deliberante de Tigre (FPV, PJ, PRO) –la mayoría de los cuales son parte de la nueva coalición del intendente–son cómplices de esta connivencia entre el gobierno y los contaminadores. La política patronal de Tigre está teñida por la utilización de los ríos del distrito como cloacas sin control.

Frente a esta situación, llamamos a todos los trabajadores del distrito a organizarse de manera independiente de los poderes y partidos responsables. Planteamos la formación de una comisión ambiental de vecinos, vecinas y trabajadores del distrito para terminar con esta política que afecta la salud de miles de vecinos. 

Reclamamos que se investigue el estrago ecólogico sucedido el último fin de semana en el río Tigre y se impongan las multas correspondientes. Que se auditen los procesos de desechos de todas las fábricas del distrito por comisiones de trabajadores de cada fábrica y vecinos: que ningún trabajador pierda su trabajo por responsabilidad de los contaminadores.
 

Compartir

Comentarios