fbnoscript
24 de mayo de 2018

Chubut: Arcioni y el PJ quieren rehabilitar la megaminería contaminante

Actualmente está prohibida por ley, tras el referéndum de 2003.
Por Corresponsal

El 20 de febrero de este año, se realizó una cumbre minera en Telsen, Chubut, a la que asistió el ministro de Energía y Minería de la Nación Juan Aranguren, además de los diputados provinciales Alfredo Di Filippo y Sergio Brúscoli junto a varios intendentes locales. Todos ellos presionando y recomendando la actividad minera como salida de la crisis, allanando el terreno para que la Pan American Silver pueda llevar a cabo su “Proyecto Navidad”, consistente en la extracción de plata utilizando cianuro, lo cual está prohibido por la ley provincial 5.001.


La postura del gobernador Mariano Arcioni fue lavarse las manos diciendo “que decida la gente”, lo cual es un insulto a la soberanía popular, ya que la mencionada ley fue votada por la población en el año 2003, precisamente, en un referéndum que obtuvo el 81% de los votos en contra de la extracción de metales a cielo abierto, prohibiendo además el uso de cianuro. Según La Nación (24/5), entre los planes de Arcioni figuraría que “el ex Ministerio de Ambiente pasaría a conformar una sola estructura administrativa junto al Ministerio de Hidrocarburos y Minería. Resulta inevitable imaginar la operatoria de trabajo de un ministerio que, al mismo tiempo, promueve una actividad riesgosa y discutida históricamente por la sociedad y alberga bajo su mismo techo a la autoridad que debe controlarlo”. 

Cabe mencionar otra actividad de explotación, que se realiza en la localidad de 28 de Julio, a orillas del Río Chubut, donde se extraen arenas con alto porcentaje de silicio, destinadas al yacimiento de Vaca Muerta, con la finalidad de llevar a cabo otra nociva técnica de extracción, el fracking. En concepto de regalías, la provincia se queda sólo con 70 centavos de dólar por tonelada de arena silícea. 

Es importante mencionar que los trabajadores y personas expuestas al aire con silicio son propensas a sufrir “silicosis”. La “silicosis” es una enfermedad crónica respiratoria que se manifiesta a mediano y largo plazo luego de estar expuesto a ciertas cantidades de silicio, razón por la cual, este tipo de industria fue prohibida en diferentes partes del mundo. 

Como es de esperarse en este tipo de actividad, los controles no existen o son realizados por la misma empresa explotadora tal como en este caso, en el que luego de acusaciones de que no realizaban controles, el ministro de Ambiente, Ignacio Agulleiro dijo que no sólo se habían tomado muestras de silicio en el aire antes y después de la cantera, sino que los resultados estaban dentro de lo que solicita la OMS, pero sin especificar cuál fue el personal idóneo, con qué instrumento se hizo, y sin tener en cuenta que el silicio, mediante el viento, se acumula en las tierras aledañas y en el agua, lo cual seca cultivos y perjudica la salud humana.

Extorsión

Al hecho de que entre noviembre de 2015 y el mismo mes de 2017, se destruyeron en Chubut un total de 3.939 empleos en el sector privado (datos del Ministerio de Trabajo de Nación), no sólo se le suma la extorsión del oficialismo de que “la minería es la única salida”, sino también que la pseudo-oposición peronista baraja seriamente la posibilidad de incorporar en la próximas elecciones una nueva votación por la megaminería, extorsionando al pueblo con la emergencia laboral.
Como si la extorsión fuera poco, la Asociación Sindical de Personal Jerárquico, Profesional y Técnico de la Actividad Minera (ASIJEMIN) se presentó en la ciudad de Puerto Madryn para “desmentir mitos” negativos a cerca de la minería con cianuro. El sindicato ASIJEMIN no sólo defiende la minería con cianuro sin tener en cuenta los desastres y muertes que ha causado en el mundo, sino que también se toma el atrevimiento de recibir currículums de la “gente que quiera progresar” con la megaminería, casi asegurándoles un puesto de trabajo, como si no hubiera lista de espera con gente de otras provincias, y desconociendo que estas compañías se manejan con poco personal y dejan bajísimas regalías en las provincias mineras.

La actitud provocativa de este sindicato no solo es grave por “vender espejitos de colores” a la gente, sino también por recibir cientos de currículums cuando en Chubut aún sigue (y lucharemos porque siga) vigente la ley 5.001, votada por el pueblo, en contra de la megaminería a cielo abierto con cianuro.

La salida es obrera

Tal como se planteó en el segundo congreso provincial de Chubut del Partido Obrero, hay que poner de pie a las bases, para que mediante congresos y asambleas los propios trabajadores decidan qué medidas de lucha tomar contra la crisis, independientemente de la burocracia sindical estatal, que a pesar de haber sido elegidos para defender los intereses de los trabajadores, defienden los intereses del capital. Un caso de éxito, fue la asamblea interhospitalaria de Esquel.
Exigimos la apertura de los libros contables de la provincia para que no sigan ocultos casos como el de Diego Correa (ex secretario del ex gobernador Mario Das Neves, detenido por asociación ilícita y fraude contra el Estado), y para saber en qué se usó y se usa la deuda que ha convertido al presupuesto chubutense en rehén del capital internacional. Que paguen los culpables.

Decimos ¡no! a la megaminería que se quiera instalar. Proponemos agudizar los controles ambientales en la industria contaminante que ya existe, mediante personal idóneo, ya sean científicos, trabajadores o vecinos, y no mediante tercerizados funcionales a la empresa explotadora.

Compartir

Comentarios