fbnoscript
8 de febrero de 2018

Colegiales en venta: no al shopping, sí a la Plaza Clemente

La lucha de los vecinos contra la privatización del espacio público por parte del gobierno porteño.
Por Corresponsal

Los vecinos del barrio porteño de Colegiales nos encontramos nuevamente defendiendo los espacios públicos del barrio frente a los negociados de las grandes contratistas: en esta ocasión el predio donde debería montarse la Plaza Clemente, contra la obra que impulsa el gobierno de la Ciudad para construir un shopping a cielo abierto.

En ese marco, el sábado 17 de febrero tendrá lugar el “Festival Clemente”, citado en Concepción Arenal y Conde desde las 17 horas.

Previamente, el jueves 18 de enero cientos de vecinos realizamos un ruidazo y un abrazo a la Plaza Clemente; la actividad fue replicada el jueves 25 con otro centenar de vecinos y la presencia del legislador porteño Gabriel Solano, quien colocó la banca del Partido Obrero en el Frente de Izquierda a disposición de la lucha.

Desde hace más de 20 años, los vecinos de Colegiales luchamos por la construcción de la plaza, en el predio de 1431 m2 comprendido entre las calles Dorrego, Enrique Martínez, Concepción Arenal y Conde. Este reclamo cobra gran trascendencia debido al profundo déficit de espacios verdes que sufre la ciudad y en particular el barrio de Colegiales, donde solo hay 0,7 m2 por habitante.

El gobierno de las piletas dibujadas ya inició los trabajos de vallado y limpieza del terreno. Sin embargo, el predio está catalogado como urbanización parque (UP) desde el 2007, cuando la ley 2.567 fue aprobada, respaldando así la creación de la Plaza Clemente en esas tierras. En ellas sólo se puede construir a nivel cero, no en altura, por lo que la idea de “terrazas verdes” arriba de los negocios del shopping sería ilegal y no servirían para camuflar el incumplimiento de la creación de la plaza prevista por la ley. Además del shopping, dos expedientes proyectan la construcción subterránea de un estacionamiento, canchas de fútbol y salones para eventos que serán concesionados durante 30 años a las constructoras a cargo de la obra. Un capítulo más de la apropiación del espacio público y su privatización, a través de fideicomisos inmobiliarios que tienen como únicos beneficiarios a las empresas constructoras y que colocan al Estado porteño, y por ende a sus vecinos, como fiduciantes de estos proyectos.

Durante los últimos años los vecinos, jóvenes y trabajadores del barrio nos venimos organizando contra la especulación inmobiliaria impulsada por Horacio Rodríguez Larreta. La pelea para que el playón del Ferrocarril Mitre fuera un espacio público y no un complejo de torres; la defensa del Polideportivo de Colegiales contra su concesión y el lucro de la feria Masticar; los numerosos intentos de enrejar la plaza Mafalda; el caso de la Manzana M2 o la tentativa de venta de “El Dorrego” a través de la Agencia de Bienes del Estado porteño –creada en 2016 con la complicidad de los legisladores del FPV–, son algunos de los ataques del macrismo contra las necesidades de los vecinos. Estamos frente a un decidido intento del GCBA de continuar incrementando la especulación inmobiliaria y privatizando los espacios públicos.

Desde el Partido Obrero de Colegiales apoyamos estos reclamos, nos sumamos a las iniciativas y seguimos poniendo a disposición nuestra representación legislativa con la perspectiva de que seamos los vecinos y trabajadores del barrio quienes decidamos qué hacer con el espacio público frente al déficit de espacio verde, escuelas y centros sanitarios. Unamos nuestros reclamos en el marco de un ajuste generalizado del macrismo contra los trabajadores, jóvenes y jubilados.

Basta de especulación inmobiliaria.

No a la privatización de espacios públicos.

Defendamos los espacios verdes del barrio.

En esta nota:

Compartir

Comentarios