fbnoscript
24 de julio de 2017

Repudio al levantamiento de la suspensión a la Barrick Gold

Por orden de un juez, la mina Veladero podrá reanudar sus actividades.
La mina Veladero, propiedad de Barrick Gold, podrá reanudar sus actividades luego de que el juez Pablo Oritja resolviera levantar la cautelar que regía sobre la minera. Esta le obligaba a suspender sus actividades luego de ocurrido el derrame de “materiales ricos” el pasado 28 de marzo del corriente año y lo que sería el cuarto “incidente” desde el año 2015 (Los Andes, 29/3). 
 
Veladero se encuentra ubicada a unos 350 kilómetros al noroeste de la ciudad de San Juan. A una altura de entre 4.000 y 4.850 metros sobre el nivel del mar. El último episodio ocurrido se integra a un largo historial de contaminación por parte de la mina.
 
a medida del juez Oritja ha causado un profundo malestar y repudio en toda la comunidad, sobre todo entre los ambientalistas y miembros de la Asamblea Jáchal No Se Toca, quienes han exigido su cierre –Jáchal es la ciudad más cercana y más perjudicada por los derrames de Veladero.
 
El juez Oritja explicó que “se han realizado los controles adecuados y las obras necesarias para el normal funcionamiento de la mina. Se ha cumplido con todas las obras y las instalaciones funcionan con normalidad”. Fundamentó así su decisión de levantar la medida cautelar. Sin embargo, declaró que no concurrió a ninguna inspección ocular ya que no pudo subir con las autoridades y que dicha inspección no podía postergarse debido a las malas condiciones climáticas.
 
Por otro lado, el jefe de comunicaciones de la minera, Miguel Martín, afirmó, a través del matutino El Tiempo de San Juan que la empresa ya había sido notificada de forma oficial acerca del levantamiento de la medida y que contaban con la autorización para volver a poner en marcha sus actividades.
 
Algunas asambleas ambientales anticiparon que pedirán un juicio político contra el juez Oritja. La Fundación Ambiente y Recursos Naturales reclamó el cese de operaciones de la mina.
 
La defensa de los intereses de los pulpos megamineros y contaminantes es un asunto de Estado para el macrismo, como lo fue para el kirchnerismo. Lo mismo cabe decir del ex gobernador Gioja y del actual mandatario, Sergio Uñac.
 
Barrick Gold ocultó filtraciones que tuvieron lugar entre el 2011 y 2012. Esto se pudo conocer meses después de ocurrida la catástrofe en el mes de septiembre de 2015, cuando tuvo lugar el mayor desastre ambiental ligado a la minería que haya vivido nuestro país, con el derrame de agua cianurada sobre el río Jáchal. Un año después de ocurrido esto, se volvió a producir otra filtración y se conocieron informes de especialistas que dan cuenta de una importante corrupción de ríos y pozos, con la presencia de metales pesados.
 
Los derrames registrados dejan al descubierto el carácter depredador de la Barrick.
 
Exigimos la inmediata aprobación del proyecto de ley, presentado por la diputada Soledad Sosa, del Frente de Izquierda, en el Congreso de la Nación, que plantea la nacionalización integral de los recursos naturales bajo control obrero, el resarcimiento por los pasivos medioambientales y la prohibición de la utilización de material contaminante en la actividad minera.

En esta nota:

Compartir

Comentarios