fbnoscript
2 de diciembre de 2018

Absolución de José “Pepe” Kobak y demás luchadores

El 4 de diciembre comienza el juicio a nuestro compañero.

El próximo martes 4 de diciembre está previsto el inicio del juicio oral bajo acusación  de  “robo y quema de urnas y acción en banda”, hechos ocurrido en agosto del 2015, en oportunidad de las elecciones generales provinciales que fueron calificadas como las más fraudulentas de la historia provincial. Se trata de un juicio que se ha montado en un cuadro de provocación política contra el Partido y el Polo Obrero involucrando en los hechos, sin tener ninguna prueba a nuestro dirigente José “Pepe” Kobak, y a los primos Navarros, uno de ellos integrante del Polo Obrero

En esa oportunidad, en la elección provincial se cometieron todo tipo de violaciones a las normas elementales y formales de una contienda electoral (urnas cargadas, cambio de domicilios de los electores, expulsión de fiscales de la oposición, fraude informático, manipulación de las urnas luego de los comicios, manipulación de los documentos de identidad de miles de electores, voto cadena, falta de  votos e impedimento para reponerlos, arreos de votantes, reparto de bolsones en la puerta de las escuelas, etc.).

Dentro de todos estos hechos, los que más impactaron fueron la invasión de patotas en varias escuelas robándose las urnas y haciéndolas desaparecer. Rápidamente se comprobó que en los hechos habían participados distintas patotas vinculadas al oficialismo de la provincia, y en una escuela del interior los protagonistas fueron de la oposición identificada con Cambiemos (“El acuerdo para el Bicentenario”).

En el caso de Los Ralos la invasión de la patota que robó las urnas se produjo a poco de finalizar los comicios. Cuatro horas después se produjo otra invasión, esta vez, de las fuerzas represivas que a mansalva reprimieron a varias personas, algunos de ellos fiscales, ensañándose con los compañeros vinculados al Polo Obrero, que sufrieron distinto tipos de heridas. En el caso de Pepe Kobak, que había ido a la comisaria a pedir  información por la detención del marido de una de nuestras fiscales, desde la comisaria le plantearon que vaya hasta la escuela donde se habían producido los incidentes porque allí estaba el comisario. En el camino fue emboscado, secuestrado y finalmente blanqueado en la Brigada Este. La hermana de Pepe, Lidia, cuando retornaba a Los Ralos luego de fiscalizar en la capital también fue reprimida violentamente hasta el punto de quebrarle un brazo. A los primos Navarro se los llevaron detenidos desde el mismo colegio.

La provincia estaba conmocionada por el fraude lo que terminó detonando  una reacción popular que se hizo presente en la plaza durante 10 días. El primer día, los manifestantes fueron reprimidos violentamente, muchos fueron detenidos y torturados en la propia casa de gobierno. En los días subsiguientes, miles de personas se hacían presentes reclamando la anulación de las elecciones y también la libertad de José “Pepe” Kobak, libertad que fue arrancada durante este proceso de movilización, sin embargo, a pesar que no había prueba de ningún tipo, Kobak quedo procesado. Era clara la intención de escarmentar al Partido Obrero que se había destacado, antes de las elecciones, y durante la pueblada en las denuncias y el impulso de la movilización contra el fraude. Se llegó al colmo de que el fiscal actuante en aquel entonces (hoy jubilado) llegó ilegalmente a dictarle una condena a Kobak, lo que con la movilización se logra revocar.

La movilización popular logró arrancarle a la Cámara en los Contencioso y Administrativo, por primera vez en la historia electoral de la Argentina, la anulación de una elección generales, lo que obligó a la Corte Provincial a intervenir de emergencia y en un lapso de 48 hs bajo amenazas de bandas que habían rodeado los tribunales revocaron esa sentencia y legitimaron las elecciones fraudulentas.

En ese marco, se realizó en Buenos Aires una conferencia de prensa con referentes nacionales macristas, massista y pejotistas señalando que el tema en cuestión lo tenía que resolver la Junta Electoral Provincial, un verdadero desatino ya que estaba cuestionada por la pueblada de ser la organizadora del fraude. Los medios hicieron trascender que dicha conferencia de prensa era el resultado de un acuerdo político más general,  para que los dirigentes del Acuerdo por el Bicentenario (el Cambiemos tucumano) jugaran todo su liderazgo de aquel entonces para levantar las movilizaciones y como moneda de cambio, la liga de gobernadores del PJ se comprometía en caso de que Macri ganara las elecciones presidenciales, a garantizar la gobernabilidad del país.

Efectivamente así ocurrieron los hechos. La Justicia legitimó el fraude y habilitó a Manzur como Gobernador. A su vez los gobernadores del PJ ( Manzur fue uno de los más destacados), se encargaron de dar garantías para que las leyes macristas se aprobaran en el congreso y sus representantes en los sindicatos garantizaran a como de lugar la paz social.

De aquellos hechos del 2015, solo quedó abierto este juicio.

El martes 4 el partido Obrero y otras organizaciones se van a movilizar a los tribunales a reclamar por la absolución de José “Pepe” Kobak, y los primos Navarro, y a reclamar basta de impunidad a las fuerzas represiva y al régimen fraudulento que se ha consagrado en la provincia.

En esta nota:

Compartir

Comentarios