fbnoscript
26 de octubre de 2018

Revocaron las salidas transitorias a los policías que violaron y asesinaron a Natalia Melmann

A un año de que la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Mar del Plata resolviera otorgarle salidas transitorias a los policías que violaron y asesinaron a Natalia Melmann, la Sala III del Tribunal de Casación Penal bonaerense le ordenó dictar un nuevo fallo revocando el beneficio.

Tras ello, el Juzgado de Ejecución n° 1 de Mar del Plata a cargo del Dr. Ricardo Perdichizzi resolvió suspender preventivamente las salidas transitorias, hasta tanto se dicte la sentencia definitiva.

Natalia fue secuestrada, torturada y violada en Miramar el 4 de febrero de 2001 por los policías Oscar Echenique, Ricardo Suárez y Ricardo Anselmini –que fueron condenados a reclusión perpetua en 2002– y otros dos agresores que no fueron reconocidos. Durante 4 días ocultaron su cuerpo para luego plantarlo en el vivero municipal. De no ser por la movilización popular que se produjo en ese momento, seguramente Natalia seguiría desaparecida.

La resolución del Tribunal de Casación destaca que los femicidas no cuentan con dictamen psicológico favorable ya que no asumen arrepentimiento en torno al hecho, lo que permite demostrar indicio de peligrosidad a la hora de gozar de las salidas transitorias. Estos argumentos fueron planteados por la familia en todas las instancias judiciales desde el primer momento que se tomó conocimiento del pedido por parte de los asesinos.

Por otro lado, el Tribunal determinó en relación a Ricardo Suarez que, “al riesgo de su soltura se suma la presencia de menores de edad en el domicilio ofrecido para el régimen de salidas transitorias”. En cuanto a Echenique señala la “cercanía con el domicilio de Laura Calampuca (mamá de Natalia) como así también el deficiente ámbito familiar receptor, toda vez que personal del Patronato de Liberados ha recibido maltratos del grupo familiar que hoy se ofrece para acompañarlo en el ámbito externo”.

Previo a estos fallos, la familia había solicitado que se disponga el uso de tobilleras electrónicas porque tomaron conocimiento por vecinos de Miramar de que los policías femicidas circulaban libremente por la ciudad –pedido que fue rechazado en mayo de este año por la misma Cámara que otorgó las salidas transitorias.

En julio de este año y después de 17 años del asesinato, Ricardo Panadero, cuarto involucrado, fue absuelto con un fallo en el que la valoración de la prueba fue toda en favor del policía, un fallo que expresa que la vida y la integridad de las mujeres no valen nada para estos jueces.

Los asesinos de Natalia cuentan con un sistema judicial y policial que los protege. Se refuerza en este escenario la necesidad de la movilización popular por justicia, única garantía contra la impunidad.

En esta nota:

Compartir

Comentarios