fbnoscript
21 de septiembre de 2018

Condena a los prefectos que torturaron a los jóvenes de La Poderosa

Entre 8 y 10 años de prisión para los agentes que atacaron a Iván Navarro y Ezequiel Villanueva Moya. Un golpe a la política de Patricia Bullrich.

Con condenas de entre 8 y 10 años de prisión efectiva fueron condenados los prefectos que torturaron en septiembre de 2016 a los jóvenes Iván Navarro y Ezequiel Villanueva Moya, militantes de La Garganta Poderosa en la villa 21-24.

El fallo del Tribunal Oral Criminal Nº 9 contra Leandro Antúnez, Orlando Benítez, Osvaldo Ertel, Eduardo Sandoval, Yamil Marsilli y Ramón F. Falcón constituye un triunfo de la movilización popular y un golpe a la política de avanzadas represivas de Patricia Bullrich. Este junio, cuando Prefectura volvió a la carga con una razzia en la Villa 21-24 para amedrentar a los testigos en la causa, la ministra de Seguridad salió al amparo  de los agentes.

En 2016, los jóvenes fueron esposados y trasladados a un destacamento de Prefectura; a Iván lo golpearon en un móvil y a Ezequiel (en ese entonces menor de edad) en un baño químico. Tras ello los llevaron a un descampado frente al Riachuelo donde los torturaron física y psicológicamente –incluyendo simulacros de fusilamiento- y antes de dejarlos ir les robaron sus pertenencias.

Las condenas, por tortura, privación ilegal de la libertad y robo agravado, fueron de 10 años y 6 meses a Antúnez, Benítez y Ertel; y de 8 años y 11 meses para Sandoval, Marsilli y Falcón. La resolución, aplaudida por los compañeros, familiares y referentes de organizaciones presentes en el juzgado, fue también recibida vivamente en las redes: el trend #FueTortura se colocó como primero en las tendencias de Twitter Argentina.

En esta nota:

Compartir

Comentarios