fbnoscript
30 de junio de 2018

A 49 años de Stonewall: retomemos el camino

Movilización en Buenos Aires a casi medio siglo de la revuelta que dio origen al movimiento LGBTI
Por Sofía T.

A casi medio siglo de la revuelta que dio origen al movimiento LGBT tal como lo conocemos hoy en día, centenares de personas se movilizaron este 28 de junio desde Plaza de Mayo a Congreso para darle voz al genocidio silenciado que se viene perpetuando hacia la comunidad travesti-trans.

Impulsada por el método que se llevó a cabo en las jornadas históricas del 13J y la sentencia al juicio de Diana Sacayán, la movilización contra los travesticidios y transfemicidios triplicó su convocatoria del año pasado; llenando así las calles con más de mil personas y conformando un movimiento de diversidad sexual y de género que no piensa dos veces antes de salir a denunciar los atropellos estatales contra la comunidad, en búsqueda de una igualdad y libertad de ser que ningún gobierno pudo –ni podrá- proveerle.

Si bien la convocatoria nació de sectores afines al kirchnerismo, que buscan apropiarse del movimiento diciendo representar la “furia travesti” y escondiendo pertenecer a una residual cooptación municipal por parte del gobierno anterior, en la movilización primaron diversas organizaciones de mujeres y diversidad independientes y de izquierda, entre ellas la Agrupación 1969 y el Plenario de Trabajadoras. Mientras tanto, la FALGBT (Federación LGBT) que mantiene su carácter de funcional al gobierno de turno, se limitó a realizar un lavado acto frente al Obelisco, cambiándole la iluminación y proyectando los 7 colores de la diversidad en él.

Actualmente, en Argentina, la comunidad travesti-trans no alcanza una expectativa de vida de 35 años; con más de 40 travesticidios en lo que va del 2018, sus crímenes –llenos de saña contra sus genitalidades y una violencia desmedida- son silenciados y cajoneados en juzgados a lo largo de todo el país. Romper con el género que les es impuesto las empuja a una vida de marginalización donde son excluidas de sus casas, la sociedad y de las instituciones estatales (como por ejemplo ocurre en materia de salud y educación), y en la mayoría de los casos encuentran como única salida la prostitución –quedando así expuestas a todos los riesgos que esto acarrea.

Dentro de un sistema capitalista que busca imponer sus roles de género dentro de la clase trabajadora, es histórico que éste sea uno de los sectores más golpeados: fueron las travestis del barrio neoyorquino de Greenwich las que aquel 28 de junio de 1969, en un contexto de radicalización de las masas y cansadas de una hostigadora persecución policial (que día a día las llevaba a situaciones inhumanas como tener que realizarles favores sexuales a los comisarios o dormir en celdas de distintas comisarías habiendo sido abruptamente golpeadas) terminaron siendo las que encabezaron una de las revueltas más significativas del siglo mientras se les intentaba clausurar el bar en el que siempre se encontraban por las noches, Stonewall Inn. Cabe destacar que no fue un hecho premeditado sino más bien el hartazgo genuino de gente que se veía atravesada por las opresiones de clase, identidad de género y raza, y lo que comenzaron siendo monedas arrojadas hacia los vidrios del establecimiento terminaron siendo molotovs y autos dados vuelta durante toda una noche; y lo que empezó siendo una revuelta de travestis, culminó en una rebelión popular de todos los oprimidos del barrio que se fueron acercando.

Desde la conformación de la Agrupación 1969 (que lleva su nombre por dicho acontecimiento) siempre destacamos la necesidad de convertir la fecha en un día de lucha que lleve a las calles las reivindicaciones de la comunidad LGBT y dote al movimiento del carácter anti-represivo y anti-sistema que marcó el levantamiento de Stonewall Inn; 'la verdadera salida es del clóset y por izquierda'.

Por eso nos hicimos presentes ayer exigiendo una inmediata separación de la Iglesia y el Estado, implementación nacional del cupo laboral travesti-trans, basta de crímenes de odio, aborto legal para cuerpos gestantes y basta de persecución y criminalización a la comunidad LGBT: absolución para Higui, Mariana y Joe. Así como también repudiamos el pacto con el FMI y el ajuste que viene llevando a cabo el gobierno nacional con todos los gobernadores.

Seguí leyendo: 
Catamarca y el día del Orgullo: reclamo por el cupo laboral trans
En Río Gallegos nos movilizamos por el Día Internacional del Orgullo LGBTI
Gran jornada de lucha en Córdoba contra los travesticidios y transfemicidios

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios