fbnoscript
12 de abril de 2019

Gran elección del Frente de Estudiantes de Izquierda en Humanidades y Artes de Rosario

Nos consolidamos como tercera fuerza en la Facultad

En la noche de ayer se terminaron de escrutar las urnas de Centro de Estudiantes y Consejo Directivo en Humanidades y Artes de Rosario. Los resultados arrojaron que la agrupación Mate Cocido (MPE-kirchneristas) retuvo la conducción del centro. El segundo lugar fue para la Franja Morada, que en Humanidades tuvo que presentarse como “Somos” debido al fuerte repudio que despierta en el estudiantado su asociación a la política educativa de Macri y los decanos y rectores del ajuste. 

Aunque retuvo la conducción, Mate Cocido redujo significativamente su cantidad de votos a centro y perdió la elección de Consejo a manos de “Somos”.

El Frente de Estudiantes de Izquierda conquistó 291 votos a Centro y 245 a Consejo Directivo. Esto da cuenta de un crecimiento que ronda el 50% con respecto al año anterior y nos posiciona como tercera fuerza en la facultad. Conquistamos dos consejeros directivos y dos secretarías en el centro de estudiantes (que ocuparán, en iguales proporciones, el PTS y la UJS-PO).

El Frente de Estudiantes de Izquierda

La rebelión educativa de 2018 fue la que allanó el contundente crecimiento de la izquierda en Humanidades. Decenas de activistas que protagonizaron la toma de la facultad vieron en el FEI la posibilidad de traducir esta disposición de lucha del movimiento estudiantil en las urnas. 

El frente, constituido por los impulsores de las enormes asambleas interfacultades de más de 1000 compañeros y compañeras, funcionó como un polo de atracción. La UJS-Partido Obrero desenvolvió una lucha tenaz desde un primer momento por lograr un frente único entre toda la izquierda y el activismo estudiantil.

La actitud de lucha de los impulsores del frente marca un agudo contraste con las conducciones de los centros “de izquierda” como los dirigidos por las fuerzas nucleadas en la Secretaría General de la FUR (ALDE-Patria Grande-Movimiento Evita, kirchnerismo), que se dedicaron a bloquear y boicotear las tomas mediante maniobras burocráticas.

De la rebelión educativa a las urnas

El brutal ajuste que desarrolla el gobierno de Macri-FMI junto a los gobernadores golpea fuerte en la universidad. La oferta salarial miserable a los docentes universitarios ha encendido la bronca nuevamente, sumado a los más de 2100 despidos en el Conicet. En los cursos, la campaña del Frente de Estudiantes de Izquierda tuvo un eco enorme ya que pusimos sobre la mesa la necesidad de que nuestras herramientas gremiales no estén al servicio de ninguna variante del ajuste -mucho menos de las autoridades universitarias que quieren convertir a la universidad pública en un océano de posgrados arancelados- sino de los estudiantes.

Desafíos

La próxima e inmediata parada la tendremos con la elección de Decano de la facultad y luego de Rector de la UNR. La Franja Morada querrá utilizar su mayoría automática para perpetuarse en el decanato de la facultad. La elección de Decano pondrá de manifiesto el carácter antidemocrático y reaccionario del régimen universitario, donde una camarilla profesoral maneja a gusto la Facultad de Humanidades. Aplicando una política de ajuste, de privatización y de destrucción de la educación pública. El Frente de Estudiantes de Izquierda impulsará la lucha contra este régimen universitario, para pelear por la democratización de los órganos de cogobierno y enfrentar los embates a la universidad pública.

Compartir

Comentarios