fbnoscript
9 de octubre de 2018

UNQui: Conclusiones de una elección en plena rebelión educativa

Desafíos y tareas de la nueva etapa.
Por Corresponsal
UJS Quilmes

El 21 de septiembre finalizaron las elecciones de claustro estudiantil y los centros de estudiantes de Ciencias Sociales, Economía y Administración (CECSEA) de la Universidad de Quilmes, que hasta ahora conducíamos con los compañeros de Hagamos Imposible y el PTS, y Ciencia y tecnología (CECyT). El CECSEA quedó en manos del Frente Universitario Juana Azurduy, un frente entre el PJ, el kirchnerismo, el PC y la Cepa que obtuvo 1009 votos. La actual conducción del Centro, Izquierda en la Unqui -lista 266, quedó en segundo lugar, con casi 900 votos.

Se trató de una elección histórica. La rebelión educativa que irrumpió en la UNQui con un enorme abrazo, asambleas interclaustro y una gran vigilia, se trasladó a la lucha electoral en una participación sin precedentes. Solo para el CECSEA participaron 2500 estudiantes, un salto de más de ´mil en relación al año anterior. La izquierda obtuvo 839 votos, duplicando su votación del año anterior. Sin embargo, no alcanzó para evitar que el centro quede en manos de un frente oportunista entre el PJ y el PCR.

El rol del kirchnerismo en la rebelión

Las elecciones llegaron en medio de un proceso de lucha que comienza a desarrollarse en la Universidad de Quilmes en el cual el kirchnerismo jugó un rol de contención que fue superado en gran medida por la intervención de las organizaciones que integramos la conducción del CECSEA, que apostamos a desarrollar al máximo la lucha.

El abrazo que fue convocado, en primera instancia, por los gremios docentes y no docentes conducidos por los K, no pudo transformarse en un acto electoral de cara al 2019. La lucha política de la UJS denunciando el rol del rector Villar como aval de la reforma de Macri y el FMI, el avance de la privatización y su política de recortes, bloqueó la posibilidad de que, como en la UNAJ, el rector se subiera al palco.

Si bien la Juan Azurduy participó del abrazo e incluso de la vigilia votada por una propuesta del CecSEA, su campaña cara a cara con los estudiantes estuvo centrada en colocarse como ´facilitadores´ de la vida universitaria y agentes de la gestión de la universidad; cerraron su campaña con un curso de RCP financiado con la plata de las becas y no con un acto de lucha. Por otro lado (y no es menor) su intervención con una verborragia de lucha desde los abrazos, la marcha federal y la vigilia buscó explotar este ángulo en una facultad donde hay una fuerte disputa con la izquierda. Es parte de una orientación más general en toda la provincia de Buenos Aires (UNAJ, UNGS, UNLP): el kirchnerismo interviene en los conflictos como una corriente de Estado, y por esta razón contiene y frena, prueba de ello es que no impulsan ningún plan de lucha que le dé continuidad al movimiento. Esta orientación se inscribe en la política del pejotismo-K de garantizar la gobernabilidad.

En el caso de la docencia, la dirección burocrática kirchnerista de Adiunq abandonó las asambleas interclaustro y recibió un golpe duro cuando, en asamblea, la base decidió plegarse al reclamo de ConaduH y luego rechazó el acuerdo salarial con un parazo.

Un frente para… la parálisis

En la misma línea de su intervención en varios frentes, sobre todo en la zona de Quilmes, Varela, la mesa multisectorial contra los tarifazos y así infinidad de ejemplos, el PJ y la Cámpora cerraron solo para los centros de estudiantes -no así en los consejos- un frente con la Cepa/PCR, que obtuvo 170 votos más que nuestra lista. El año anterior habían perdido por 80 votos, que fueron exactamente lo que había sacado la Cepa, que esta vez avanzó, mirando sus resultados en el consejo. Queda claro que fueron fundamentales los votos del PCR para arrebatarle un centro de estudiantes a la izquierda.

Por otro lado la enorme participación y el crecimiento de todas las fuerzas contrastan con el desplome en Sociales de la agrupación independiente El Túnel, que rechazó la unidad acusándonos de utilizar el centro para "construir el aparato partidario" para terminar en un frente con el Nuevo Más, que acabó convirtiéndose en un ancla, con una campaña que osciló entre el oportunismo y la parálisis, incluso llegando a colocar en su balance que perdimos por delimitarnos mucho del Kirchnerismo.

En CECyT sucede un fenómeno distinto. El Túnel consolida su posición conservando el centro porque concretamente el rol que viene a jugar el PJ en el Cecsea ya lo ocupan ellos en Ciencia y Tecnología a las modificaciones de los planes de la carrera de Biotecnología y el Programa contra la Violencia de Género que con su cláusula de confidencialidad protege a las camarillas son perfectamente funcionales a la gestión.

Los votos que históricamente sacó el Túnel fueron absorbidos por una disputa muy concreta: un centro para luchar o un centro para los negociados y la privatización.

La disputa en la Universidad de Quilmes fue entre el embrionario Frente Popular metido hasta el tuétano en los negociados de la privatización y la reforma de Macri y una alternativa independiente con un programa claro en defensa de la educación pública.

Se conjugaron dos factores en su victoria. Por un lado, el hecho de que controlan toda la gestión de una universidad que aún es rentable pese al desfinanciamiento y por otro lado, un tinte combativo con el abrazo que el rector no pudo copar, reforzado por la campaña ´luchista´ de la Cepa.

En un cuadro de ajuste para la Universidad y un plan de profunda reforma educativa para dirigir definitivamente la educación al servicio de garantizar la ganancia capitalista desvalorizando títulos para reducir el costo laboral, el desafío para la gestión kirchnerista y sus brazos estudiantiles es sostener sus cajas y sus beneficios que además son puestas a disposición de sus campañas electorales.

En este cuadro se desarrollará más aun la línea privatista dentro de la universidad, profundizando los posgrados, seminarios y cursos arancelados, el recorte de la oferta horaria para evitar los nombramientos docentes y la bimodalidad para dejar las aulas disponibles para las instancias pagas

El kichnerismo, desarrollará esta línea por dos vías. Desde el CECSEA paralizando la lucha, sin convocar a asambleas y boicoteando las acciones de lucha, y desde los consejos votando a favor de las modificaciones que impone el Sistema de Reconocimiento Académico y la Coneau.

Perspectiva

El resultado de las elecciones está lejos de ser una victoria completa para el kirchnerismo y el PJ, que tendrán que hacerse cargo de un centro de estudiantes que históricamente ha estado al servicio de la lucha en un cuadro donde 1000 estudiantes optaron por la lista de la toma, el aborto y la lucha. Paralizarlo no será gratuito; los estudiantes que los votaron harán la experiencia. Mientras que los cientos que votaron por la lista 266 tenemos por delante el desafío de profundizar la lucha y desarrollar la unidad obrero estudiantil.

Nuestro frente y el Cecsea sentaron un enorme precedente en la Universidad, transformamos al abrazo que ellos querían utilizar para desactivar la rebelión en un trampolín para la lucha que nos sirvió para más asambleas y una histórica vigilia y toma.

Hoy estamos en estado de Asamblea Permanente.

Además del enorme caudal de votos decenas de estudiantes de todos los departamentos se han acercado a debatir con la UJS y están haciendo su primera experiencia en la lucha.

Hemos conformado por segundo año un frente de independencia política dispuesto a desarrollar la lucha sin esperar al 2019 no solo en la Universidad de Quilmes sino con la perspectiva de hacerlo en todos los niveles educativos en el distrito y en la zona sur.

La Ujs termina esta elección con un resultado histórico para la izquierda, con consejero en cada departamento, una secretaria en el CECSEA y una en el CECyT, por primera vez. Todos al servicio de la lucha y esta perspectiva.

En medio de una crisis descomunal, con las luchas en ascenso, nos disponemos a organizar la derrota del ajuste de Macri, los gobernadores, los rectores y el FMi con la férrea convicción de que en el camino debemos prepararnos para tomar las riendas de la educación y todo lo demás en nuestras manos.

En esta nota:

Compartir

Comentarios