fbnoscript
5 de octubre de 2018

Se conformó una gran lista de la izquierda y el activismo en el instituto Joaquín V. González

Del 16 al 19 de octubre se llevarán adelante las elecciones del instituto Joaquín V. González para centro de estudiantes (junto con las de Consejo y Rectorado). La disputa electoral se enmarca en un momento álgido del conflicto por la Unicaba, después que el gobierno de Rodríguez Larreta anunciara sus intenciones de votar el proyecto de ley en cuestión de semanas. 

En este cuadro, en el Joaquín se dio un acontecimiento histórico para el movimiento estudiantil terciario. A través del método del frente único, con asambleas y debates colectivos -de los cuales participaron más de 100 compañeros agrupados e independientes- se discutió el programa y los métodos de funcionamiento con el objetivo de conformar una gran lista de la izquierda y el activismo, independiente de los gobiernos y las autoridades para recuperar el centro de estudiantes. Del frente participamos la UJS-PO, PTS, MST, 29 de Mayo, Nuevo Mas e Izquierda Socialista. Muchos candidatos serán independientes que se sumaron al calor de la lucha contra la Unicaba. Mención aparte merece “La 28” (Comunismo Revolucionario) que en su desbarranque político armó un frente marginal con Nuevo Encuentro y posiblemente La Cámpora.

El gran armado de izquierda no se puede desprender de la experiencia de lucha que está viviendo el movimiento estudiantil terciario hace ya un año contra la Unicaba. Las movilizaciones gigantescas han puesto en riesgo la votación del proyecto y al gobierno en una contradicción: por un lado, las urgencias que atraviesa, los obliga a seguir adelante con todas las reformas antieducativas (Unicaba) requeridas por los organismos internacionales, pero por el otro no tiene las condiciones políticas para hacerlo. Tal es así que ningún legislador opositor lo acompañará y el repudio popular contra la Unicaba se incrementa. La situación del Joaquín es clarificadora: mientras hace unos días quedaron encerradas compañeras en los ascensores, hubo inundaciones y cortes de luz constantes, el gobierno dice que mantendrá a los profesorados y a la vez una universidad (coexistencia). Una impostura.

La etapa que se viene coloca a las elecciones del Joaquín en el desafío de poner en pie un centro de lucha para derrotar a la Unicaba y el ajuste en la educación. La actual conducción, “La Caravana” (Mella+ Cienfuegos), fue en todo este proceso un factor contenedor del movimiento. Comenzó el año proponiendo “aportes a la Unicaba” cuando ya toda la comunidad educativa imponía el retiro del proyecto, desconoció cuanto mandato de asamblea pudo, se alineó al Rectorado para levantar la toma del instituto en el marco de la gigante rebelión educativa que conmovía al país con más de 100 tomas. Los estudiantes luchamos a pesar de ellos y de la desmoralización que le imprimen al movimiento, bajo la concepción de que ahora no se puede derrotar a la Unicaba y que solo la vamos a poder enfrentar con un recambio electoral en 2019. 

En la UBA, la rebelión educativa colocó la necesidad de tener centros de estudiantes de izquierda. Es la hora de los terciarios.
 

Compartir

Comentarios