fbnoscript
28 de septiembre de 2018

Terciarios: un debate sobre cómo continuar la lucha para derrotar la Unicaba

Por Sebastián Copello
Vocero terciario Juan B Justo

Luego de la enorme movilización del 4 de septiembre y del anuncio de querer votar la Unicaba –que degrada títulos, contenidos y carreras- en 6 semanas (ahora 5) por parte del presidente de la comisión de educación de la Legislatura porteña, Maximiliano Ferraro, el movimiento terciario entró en una encrucijada que necesita de una clarificación política y de un método de intervención para superarlo. 

En los últimos días todas las fuerzas políticas que intervienen en el movimiento estamos debatiendo cómo tiene que continuar la lucha. Sin embargo no tenemos un panorama claro de aquí en adelante por el freno que pregonan algunos sectores. Desde las agrupaciones ligadas al kirchnerismo que vienen encabezando la Coordinadora de Estudiantes Terciarios (Patria Grande, Cienfuegos y Nuevo Encuentro) a través del apoyo del Cesge (Consejo de Educación Superior de Gestión Estatal) y UTE, plantean al conflicto desde una visión derrotista y por eso caracterizan que la tarea del movimiento es aplazar la votación lo más posible, especulando con el factor electoral del año que viene. El “hay 2019” del kirchnerismo también está en los terciarios. 

Esta política del kirchnerismo no es nueva para el movimiento estudiantil. En la lucha de los secundarios contra la “Secundaria del Futuro” jugaron el mismo papel, incluso levantando las tomas en nombre de una “apertura de diálogo” con el gobierno que hoy dicen que no dialoga e impone la Unicaba de manera inconsulta. 

La “unidad” que defienden es la que ata al movimiento estudiantil a los tiempos parlamentarios e institucionales que promueven la dinámica de los rectores. La unidad no se puede discutir en abstracto, sino a partir de qué intereses representan las fuerzas que intervienen. Desde la UJS-PO defendemos el frente único con todos los sectores del movimiento, en función del crecimiento y maduración de un movimiento de lucha en la defensa de la educación pública sin tapujos. La clarificación política es fundamental para que el movimiento pueda superar aquellas fuerzas que bloquean su desarrollo.  

A esta encrucijada que atraviesa el movimiento se le suma nuevamente el rol autoproclamatorio de la 9 de Abril - PTS. En lugar de proponer un planteo integral sobre las tareas que, para ellos, debe realizar el movimiento, imponen en algunos profesorados una medida aislada -y pequeña- con el único objetivo de que sus militantes puedan salir en algún medio. Que no haya pasado el primer proyecto del gobierno fue fruto del desarrollo del movimiento que desembocó en movilizaciones masivas. Reemplazar ese proceso por acciones aisladas de "visibilidad" sólo aporta confusión.

Nuestra política

La Unicaba se presenta como un objetivo estratégico para el macrismo. Es parte de los lineamientos educativos que le dictan los organismos de crédito internacionales para los que gobierna. El ya conocido Plan Maestro, que reforma todos los niveles educativos, significa colocar a la educación al servicio de los requerimientos del mercado y los empresarios, cuyas necesidades son mano de obra precarizada. La Unicaba, al degradar los contenidos, títulos y carreras, también habilita a la privatización de la formación docente con los posgrados pagos, el gran negocio de las universidades actuales.

No se puede especular con retrasar la votación o con el 2019. La lucha tiene que ser hasta tumbar la Unicaba, el ajuste en la educación y por lo tanto derrotar al gobierno.  Por eso es necesaria la intervención masiva del movimiento terciario en el conflicto.

Llevamos más de 10 meses de lucha que demuestran la enorme voluntad que tienen estudiantes y docentes de tirar abajo las reformas anti educativas. Esa voluntad tiene que expresarse en el mes que entra con un plan de lucha hasta ganar. Desde la UJS-PO proponemos impulsar asambleas inter-claustro en todos los profesorados para debatir sobre la nueva etapa y profundizar al movimiento. Con la perspectiva de un levantamiento general de los terciarios en las puertas de la Legislatura es que tienen que estar enfocadas las medidas que se tomen. En este sentido vamos por clases públicas todos los martes en la Legislatura, una nueva movilización con tomas coordinadas junto a los secundarios y un gran paro educativo de todos los niveles y sindicatos cada vez que se trate el proyecto.

En esta nota:

Compartir

Comentarios