fbnoscript
6 de julio de 2019

Perú: importante mesa-debate en la Federación de Textiles

“Balance del Paro 20J; ¿Cuál es la salida de lxs trabajadorxs? ¿Constitución de 1979, Asamblea Constituyente o Plan de Lucha?”
Por Cesar Zelada
(moderador del debate)

El sábado 22 de junio, con 30 activistas de diversos colectivos y el sindicalismo combativo se realizó en la Federación de Textiles un evento que abordó dos temas centrales en debate: el balance del paro del 20J y la consigna de Asamblea Constituyente en la búsqueda de una salida política de los trabajadores a la crisis del Perú.

Participaron Alberto Onofre, del Colectivo 19 de Julio (19J) y la Asamblea Popular y Ciudadana de Comas (APCC), Víctor Caballero por el Frente Patriótico Nacional (FPN) y Rafael Santos del Partido Obrero de Argentina. Organizó y coordinó la Mesa, quien esto escribe, César Zelada, director de la revista “La Abeja”.

El papel de la consigna Asamblea Constituyente

Víctor Caballero (FPN) enfatizó la importancia de luchar por la anulación de la Constituyente de 1993 de la dictadura de Alberto Fujimori, restableciendo la vigencia de la Constitución de 1979. Consideró a ésta altamente progresiva, producto de una intensa lucha social, donde se derramó mucha “sangre, sudor y lágrimas”. Para Caballero y otros compañeros del FPN que intervinieron, la Constitución del 79 fija al Estado un carácter empresarial. “Los recursos naturales son propiedad estatal”. En su articulado considera “traición a la Patria” todo acto de privatización y entrega: lo que plantearía que los políticos/presidentes involucrados en el affaire Odebrecht “terminarían en el paredón”. Aunque reconoció que cerca del 40% de la población, en su mayoría campesina, no pudo votar para elegir constituyentes en 1979, por ser analfabeta, reivindicó dicha Constitución por haber empoderado a los campesinos en “ciudadanos” con todos los derechos. La Constitución de Fujimori sería la que ha introducido el flagelo de la corrupción en el Perú y el ataque a las condiciones laborales (precariedad, tercerizaciones, etc.). Los compañeros del FPN se oponen a luchar en la actual situación política por una nueva Asamblea Constituyente, porque con el dominio político del gobierno y los partidos del régimen (incluyendo la centroizquierda) no solo refrendaría lo fundamental del régimen constitucional de Fujimori, sino que agregaría nuevos conceptos reaccionarios (a favor de los monopolios mineros, etc.).

Alberto Onofre (19J) destacó que aún dividida, la izquierda, a fines de los 70s, tuvo un importante protagonismo. Recordó a Hugo Blanco (dirigente que se reclamaba trotskista y dirigió la movilización por la reforma agraria) y la consigna “sin patrones, ni generales” en oposición al gobierno militar nacionalista burgués, en el marco de una situación insurreccional y de caracterizaciones de situaciones pre o revolucionarias. La clase trabajadora se impuso desde las bases de la CGTP a través del Paro Nacional del 19 de julio de 1977 contra la dictadura militar de Francisco Morales Bermúdez. Pero sin perspectiva, al final éste desvió el ascenso obrero, con una maniobra: convocando a una Asamblea Constituyente. En la cual la izquierda tuvo 30% de representación.

El tercero en disertar fue Rafael Santos (PO Argentina), quien señaló que la Revolución burguesa, en Francia en 1789, declaró los derechos del ciudadano: igualdad frente a la ley. Una consigna burguesa contra el absolutismo, que evidenció donde el planteo de igualdad formal escondía la desigualdad social existente entre burgueses y proletarios. En realidad, tenemos que partir de la diferencia y lucha entre las clases sociales. La Constitución es un pedazo de papel: el verdadero poder proviene de la correlación de fuerzas. Que hoy domina la burguesía que dicta su ley en defensa de sus intereses detrás de las bambalinas del parlamento. Para cambiar esto la clase obrera necesita de su Partido y encarar la lucha por el poder político, por el gobierno obrero y campesino. Señaló críticamente que la Constitución de 1979 había dado derecho político al voto a los campesinos analfabetos, pero no los sacó de su situación de miseria. La Constitución de 1979 no abole la propiedad privada sobre los medios de producción y los monopolios capitalistas tienen el control de la economía y el Estado y revierten la reforma agraria, porque para triunfar ésta necesita de una transformación social anticapitalista.

El paro del 20J

Onofre (19J) señaló que lo que se hizo sentir del Paro del 20J en Lima no fue preparado orgánicamente por la CGTP. La CGTP-Lima Norte se plegó a lo organizado por diversas organizaciones del sector, en especial el bloqueo de la Panamericana a la altura del peaje Puente Piedra en lucha por la nulidad de los contratos de concesión con Odebrecht.

Santos (PO Argentina) señaló que si el ‘Paro’ se hizo sentir a nivel nacional en diferentes bloqueos, en Lima no hubo paro de la producción, salvo excepciones como la de obrerxs textilxs y una marcha de varios miles de activistas. Esto se debía a que la dirección nacional burocrática de la CGTP no organizó el mismo por su subordinación política al presidente Martín Vizcarra, al que apoyó. Seis meses después de haber salido el DS 345 (un decreto que, entre otros puntos, implica un ataque a los derechos laborales), la CGTP convocó -presionada por las bases- este paro. No tomó iniciativas (plenarios, asambleas, Congresos de activistas y delegados) para organizar una medida contundente contra la patronal que se encuentra a la ofensiva para imponer el decreto antiobrero.

Algunos dirigentes se plegaron al debate. La compañera Obdulia, de SINTRAHOGAR (Trabajadoras de Hogar), habló de la división que existe a nivel de los sindicatos y que las comunidades campesinas tienen una Ley pero que no se respeta. Epifanio, del colectivo Santa Anita, resaltó la importancia de la lucha por la “nulidad de los peajes” y la importancia de desarrollar trabajos barriales y articularnos en un espacio unitario contra la patronal y el DS 345. Horna, de la Federación de Textiles, señaló que son de mucha importancia esta clase de eventos. De 400 mil obreros textiles, solo una ínfima parte está organizada. El DS apunta a borrar no solo derechos laborales sino el derecho a la sindicalización: “mientras la clase obrera no tenga correlación de fuerzas, las leyes están en vano”, enfatizó.

El compañero de APLICA señaló la importancia de la jornada del 20J y de estos eventos de debate, con diferentes ángulos y posiciones, que ayuden a sacar conclusiones políticas.

Wilfredo Llanos, Secretario General del sindicato SITOB, denunció cómo a pesar de haber refundado el sindicato después 20 años de ausencia, y de haber logrado sentencias judiciales en primera instancia favorables, exigiendo a la patronal que los reintegre, ésta “se nos ríe en la cara”. Hace 13 meses que en la calle vienen resistiendo.

Ronny Mendoza, Secretario General del sindicato de la empresa Cogorno, denunció los Ceses Colectivos de decenas de compañerxs. Peores que los despidos arbitrarios. Hay 15 sindicatos con Ceses (en el sector de carga pesada han comenzado a despedir) e hizo un llamado emotivo a luchar contra éstos. Contó cómo sus hijos no comprenden los Ceses y que tiene que ponerse a “recursear” y en ese “recurseo” conversando con otrxs trabajadorxs, vio que ignoraban el Paro del 20J en Lima. La patronal que produce fideos en el Callao, se justifica diciendo que tiene una caída de ingresos. Por eso estamos -dijo- en las calles desde septiembre y a pesar de que la justicia demandó nuestra reposición inmediata, la patronal se burla, apela y declara un segundo cese colectivo… no quiere sindicatos. El Estado dice que protege a la familia, pero es mentira: urge activar políticamente. Esta es la realidad de la clase obrera”.

Lorena, del sindicato de Camones, integrante de la Federación de Textiles, contó que viene de una larga lucha cuando formaron el sindicato hace 7 años, con 215 afiliados. Denunció la Ley de Exportaciones no Tradicionales, que firmó el gobierno militar de Morales Bermúdez, y que los involucra a ellos sin corresponderles.

Miguel Acebedo, Secretario del sindicato Ideas Textil, declaró que tiene 10 años laborando en la empresa de hilados, que la empresa tiene 4 locales, pagan 360 soles quincenal y tiene 1500 trabajadorxs, que trabajan 12hs, “encerrados bajo tres puertas”, en descanso y domingos. “Somos semiesclavos”. El sindicato se fundó en 2015 con 90 afiliados, ahora, producto de las amenazas y maniobras de la patronal, quedamos 18. la patronal nos quiere desaparecer”.

Onofre (C19) enfatizó la importancia de la unidad de los presentes para avanzar. Caballero (FPN), deseó que las centrales sindicales avancen. Santos (PO Argentina) planteó que la clase obrera está atomizada y necesita el apoyo de la CGTP: convocar a congresos nacionales y regionales de delegados de empresas y sindicatos para elaborar un programa y un método de intervención concentrando con bloqueos de todo el movimiento obrero la lucha contra los Ceses Colectivos y la persecución sindical. El gobierno desaira a la CGTP: los cita recién para el 8 de julio. La CGTP debe poner fecha a un plan de lucha para imponer una salida obrera a la crisis nacional. Es fundamental poner en pie un Partido Obrero Revolucionario para organizar a la vanguardia en una posición independiente.

El moderador del debate, Zelada (La Abeja), planteó coordinar entre las delegaciones obreras presentes una campaña de agitación, coordinación y movilización contra los Ceses Colectivos y el DS 345, por una Asamblea de Delegados de la CGTP. Un aplauso rubricó la propuesta. La Abeja se comprometió a realizar un tercer debate: el derrumbe del velasquismo [Juan Velasco Alvarado gobernó el país entre 1968 y 1975] y el rol de la clase obrera.

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios