fbnoscript
31 de octubre de 2018

Centenares de muertos en las minas de China

La masacre laboral alcanza a todos los sectores.

La inseguridad laboral en China se cobró la vida de otros 21 obreros debido a la obstrucción producida por el derrumbe de una roca en un túnel de drenaje que estaban construyendo en una mina de carbón, lo que “se produce habitualmente debido a las explosiones que se llevan a cabo en los yacimientos”, dijeron especialistas (China Labour Bulletin, 29/10).

El derrumbe ocurrió a altas horas de la noche en la mina Longyun, ubicada en Shandong, donde, pese al horario, había 334 mineros trabajando bajo tierra.

El de Longyun es el accidente más grave en China en este tipo de minas en lo que va de año, pero está lejos de ser el único. En el 2018 ya hubo 69 desastres en estas explotaciones, con un total de 211 muertos, mientras que en el 2017 fueron 219 con 375 fallecidos.

Aunque en los últimos años ha bajado el número de accidentes mortales, las minas en China (que ocupan a 7 millones de obreros), especialmente las de carbón, “se cuentan entre las más peligrosas del mundo” (El Comercio 29/10).

Son necesarias “mejoras para asegurar que se eliminen los accidentes prevenibles” y “que se tomen medidas de contingencia en caso de colapso o inundación de un túnel, como el de la mina Longyun”, dijeron los especialistas y añadieron que, “sin embargo, el gobierno chino parece poner más énfasis en la respuesta a los desastres que en la prevención” (CLB 29/10).

Ante el desastre, el gobierno provincial ordenó que otras 41 minas de carbón en Shandong detuvieran la producción para realizar controles de seguridad. “Sin embargo, tales controles a menudo son asuntos de forma e incluso si se descubren problemas, no hay garantía de que realmente se rectifiquen” por la negativa de las empresas dado “los costos involucrados” (ídem).

La inseguridad es una constante en muchos sectores de la actividad laboral en China. En el 2016, hubo un total de 60.000 accidentes que produjeron 41.000 muertos, según datos oficiales dados a conocer por la Administración Estatal de Seguridad Laboral, y en el 2017, también según datos oficiales, hubo 14.675 muertes por accidentes laborales.

La restauración capitalista y el incremento en la productividad y el “logro” de las “tasas chinas de crecimiento” han ido acompañados de una desprotección laboral. Pero también se ha desarrollado una resistencia obrera. En estos últimos años, los obreros chinos han respondido con distintas medidas de lucha que han hecho retroceder a patronales y autoridades y han conseguido conquistas en distintos aspectos de la vida laboral y del salario, pese a la férrea regimentación de los sindicatos y la represión contra la organización independiente por parte de los trabajadores.

Te puede interesar: La clase obrera levanta cada vez más la cabeza en China

En esta nota:

Compartir

Comentarios