fbnoscript
9 de octubre de 2019

La reforma curricular en la Educación de Adultos y las “consultas” a los directivos

El gobierno bonaerense prepara un nuevo golpe contra la modalidad.

En estos días se dio a conocer la Reforma Curricular en la Educación de Adultos para la Provincia de Buenos Aires. Si bien la página oficial de la modalidad no tiene información, ya circulan por las redes los tres documentos que componen la propuesta curricular. Los directivos de los 477 Centros Educativos de Nivel Secundario (CENS) bonaerenses fueron convocados la semana pasada por los inspectores de cada distrito para “evaluarla”, y han recibido recientemente una encuesta para que coloquen su opinión. El director provincial de Educación de Adultos, Pedro Schiuma, busca presentar la reforma desde sus redes sociales como una consulta, acompañada de “informes amistosos”. 

El tono democrático procura enmascarar la reforma total de la Educación de Adultos que inició en diciembre de 2017 y continuó hasta marzo de 2018, a través de una larga serie de resoluciones gubernamentales. Se trata de un nuevo ataque contra la modalidad, tanto en los contenidos como en las condiciones de acreditación, en pos de devaluar todavía más la educación pública, promoviendo planes de estudio más simples para titular a mano de obra barata que sea arrojada a un mercado laboral signado por una creciente precarización, en el marco de la bancarrota argentina. A la vez que constituye un ataque al estatuto docente y a las condiciones laborales.

La destrucción de la Educación de Adultos es una política de la etapa. El documento que circuló esta semana retoma las normativas promulgadas por el gobierno anterior, como la Resolución 118/10 sancionada por el Consejo Federal de Educación durante el kirchnerismo, que establecía una serie de lineamientos curriculares de la Educación Permanente de Jóvenes y Adultos (EPJA) para aplicar como máximo en el 2020 (y que ya oportunamente señalamos que servía como base para la ofensiva de Macri y Vidal).

¿En qué consiste la Reforma?

Las 12 horas de la Formación especializada, que figuraban en el plan de estudios anterior, pasarán a horas tutoriales, ajustándose a la resolución 84/09 -también sancionada durante el kirchnerismo- que preveía que las especializaciones dejarían de existir.

A su turno, las materias de la formación orientada de 1° año se trasladan a 2° año y 3° año respectivamente, aglutinando de este modo la carga horaria. Cuando los CENS apliquen el 18+8 (Res.2280/17) –según su propio “criterio pedagógico”, porque no existe normativa que reglamente cómo- parte de las horas de la formación orientada sufrirán un recorte y pasarán también a horas tutoriales.

Las materias estarán organizadas por tramos cuatrimestrales, por ello en el plan de estudios figura, por ejemplo, desde Matemática I hasta Matemática VI. Con esta modificación cada uno de los tramos será evaluado y acreditado de manera independiente por cuatrimestre, generando una flexibilización en el trabajo administrativo de los docentes.

Este “reordenamiento curricular” gradual que iniciará con primer año en el 2020, generará un efecto dominó en los planteles docentes, que serán “tutores de curso encargados de la trayectoria de los estudiantes” hasta que concluye el traspaso. Importante señalar que también se lleva adelante el pasaje gradual de los antiguos Bachilleratos de Adultos (BAO) y Bachilleratos de Adultos con Orientación Técnica (BAOT) a CENS, muchos de ellos fuera de sede, propiciando un zafarrancho de índole administrativa que flexibiliza laboralmente a los docentes que cubrirán tareas que no corresponden a los cargos para los que fueron designados.

La rueda de auxilio

Mientras se desmantelaba la educación de Adultos y se la equiparaba con el Plan Fines bajo el pretexto de la “homogenización de la oferta educativa”, a la par que se devaluaba la formación secundaria y sucumbía la rama técnica de adultos (en línea con el desguace de la Ciencia y la Tecnología en todo el país), la burocracia sindical se limitó a la convocatoria de paros aislados sin perspectiva alguna de un plan de lucha y a la institucionalización de los reclamos a través de cartas y notas.

A su turno, acorde a fuentes del gobierno, la resolución que le dio origen a la “reorientación de la oferta pedagógica” fue “aprobada por unanimidad por todos los miembros del Consejo General de Educación bonaerense, formado por 2 representantes de Suteba, 2 de Feb, uno del Frente para la Victoria, 3 del País y 2 de Cambiemos” (Clarín, 13/3/18). 

La lucha es ahora

El actual gobierno, aplastado en las últimas Paso, pretende hacer una escuela para adultos más flexibilizada. Se trata de una política en línea con el pacto colonial con el FMI establecido por el virtual presidente, Alberto Fernández, quien ya se ha comprometido a honrar los compromisos de deuda aunque eso implique continuar desfinanciando a la educación, flexibilizando aún más las condiciones laborales y congelando los salarios docentes.

Desde Tribuna Docente rechazamos este ataque a la educación pública y llamamos a organizar asambleas de docentes y estudiantes para rechazar esta nueva embestida contra la Educación de Adultos. Abajo las reformas antieducativas. Para derrotar el ajuste contra la población trabajadora, planteamos el paro activo de 36 horas y un congreso de bases de los trabajadores que resuelva un plan de lucha.

Compartir

Comentarios