fbnoscript
16 de enero de 2019

“Catalina tejía en un mar de futuro”

Con poesía y al ritmo del candombe, Patricia Barone y Javier González recuerdan en su canción “Cata” a Catalina Guagnini, luchadora incansable.

Catalina Guagnini (1914-2004) es recordada por sus compañeras y compañeros como una mujer lúcida y abnegada, alegre y desafiante. De esos atributos dio cuenta como fundadora y dirigente de Familiares de Detenidos y Desaparecidos por Razones Políticas, tras la desaparición de sus hijos Diego y Luis (su tercer hijo, Miguel, fue rescatado de su desaparición tras una intensa campaña internacional del PO), y como dirigente del Partido Obrero, al que se incorporó en el marco de la lucha contra la dictadura.

Esos atributos, también, son los que evoca la conmovedora canción Cata, de la cantante Patricia Barone (letra) y el guitarrista Javier González (música), presentado en ocasión del PicNic de fin de año del PO.

Habitués del tango, género en el que compusieron afamadas canciones como Pompeya no olvida, el conjunto opta aquí sin embargo por el candombe, para recordar a través de sus ritmos alegres -y de una melodía rica, extensa en registro y plena de matices- el carácter vital de Guagnini, quien fue hasta sus últimos años una militante incansable contra los genocidas y en la construcción del PO (cuya primera fórmula presidencial integró en 1983, junto a Gregorio Flores). Por la combinación de candombe con la formación instrumental escogida y armonías que denotan influencias del jazz, Cata recuerda la sonoridad de los grupos uruguayos de los ’70-‘80, como la mítica Opa de los hermanos Fattoruso, Ringo Thielman y Rubén Rada.

“El brío de su anhelo te hacía caminar”: en esos y en cada uno de sus versos, la letra de Barone recuerda a la vez su carácter guerrero, su ternura y su papel como inspiradora y organizadora de sus pares. Era Cata, como dice la canción, “un faro en la tormenta” para ellos, y lo sigue siendo para todos los trabajadores. Quienes conocieron al personaje, seguro destinarán una sonrisa a esa línea que recuerda que “de sus hijos guardaba los zapatos primeros”: Guagnini atesoraba esos primeros pares como un recuerdo de ese momento extraordinario en que los hijos empezaron a dar sus primeros pasos, como un símbolo del momento en que se independizaron de ella y se largaron a vivir.

Realizado por Federico Quintas, el video combina el registro de la grabación con aquellos zapatos, con imágenes del mar –Cata, como recuerda la canción, tenía una casa en Miramar que fue refugio de muchos- y con tomas de los músicos en el Parque de la Memoria, donde se encuentra la escultura que Nicolás Guagnini, nieto de la referente, creó para su desaparecido padre Luis.

Cata dio sus primeros pasos en la militancia fundando el primer centro de estudiantes de La Plata; participó de las comisiones de apoyo a los republicanos antifranquistas; combatió a la dictadura con los métodos de la movilización y desnudó con sus compañeros su carácter antiobrero, mostrando que la inmensa mayoría de desaparecidos eran delegados y referentes gremiales y estudiantiles; enfrentó las leyes de impunidad y la cooptación de los gobiernos democráticos. Cuando Barone-González dicen que “todo el Universo quería fecundar” y que al encenderse ella “temblaban los horrores”, hablan en serio.

Compartir

Comentarios