fbnoscript
6 de septiembre de 2018

"Jaque al rey”, el nuevo tema de Ska-P

Tras un parate de años, la banda lanza nuevo álbum con una canción contra la monarquía de los Borbones.
Por Beita

Luego de cinco largos años de silencio discográfico, un parate en la realización de conciertos por un problema de salud de su vocalista, Pul Pul, y la salida del Pipi (actor de performances en los shows) por problemas internos de la banda, finalmente el miércoles 5 de septiembre Ska-P difundió por redes sociales Jaque al rey. Se trata del primer videoclip de Game Over, el nuevo disco con el que los vallecanos retoman las giras mundiales y que presentarán en Argentina el 8 de febrero en el Estadio Único de La Plata, con una venta que comenzó en dos mil entradas tan sólo en una hora de lanzamiento.

Con su característico estilo ska-punk combativo, Jaque al rey gira sobre los Borbones, la familia real que reina y gobierna España “por la gracia de Dios, gracias al dictador y a su constitución” –en referencia a la restauración monárquica establecida por Francisco Franco. Fiel a su tradición de crítica aguda y sin demasiada metáfora, la banda pone en boca del rey Felipe VI versos como “momento de los cuentos y la ciencia ficción/Soy jefe del Estado sin ganar la elección” o “me importa una mierda si te van a desahuciar/yo duermo en la Zarzuela o el Palacio Real”.  El tema retoma el hilo de otras composiciones de la banda sobre la realidad española y la monarquía, como Ñapa Es (donde se cantaba “Esta es la España del Felipe y del Aznar/la España democrática del Gal/la España de la estafa inmobiliaria/ la delincuencia en alta sociedad”), España va bien (“El Congreso es una mierda, el Senado una mentira/no representáis a nadie/y es que en esta democracia, siempre gobiernan los mismos/solo cambia el maquillaje”) y Simpático Holgazán (“Siguen pasando siglos, sigue la tradición/Y el rey siguen en su sitio agarrado a su sillón/Sus genes de realeza pueden priviliegiar/Que su descendencia sea nacida pa' reinar/Su majestad, el pueblo pa' servir al rey/ Su majestad, el pueblo pa' cumplir tu ley”).

La aparición de Jaque al rey cobra un valor adicional en el contexto actual de persecución a diversos artistas por sus críticas a la monarquía, la Iglesia y el conjunto del régimen político, como le sucediera a los raperos Valtonyc -exiliado en Bélgica con una condena en España de 3 años y medio, bajo los cargos de “enaltecimiento al terrorismo”, “amenazas” y “calumnias e injurias a la Corona”-, Pablo Hasél -que podría recibir en cualquier momento una orden de ingreso en prisión, tras una condena de dos años por denunciar el asesinato de civiles por la Guardia Civil y reclamar la libertad de presos políticos- y doce miembros del colectivo musical La Insurgencia, también con condenas de dos años por el posicionamiento político de sus letras.

De hecho, más de 13 artistas del hip hop se reunieron hace unos meses en un videoclip que protesta contra esta y otras detenciones que se han producido en los últimos meses, denunciando el cercenamiento a la libertad de expresión: en la canción, titulada “Los borbones son ladrones”, cantan que “Hacen falta scratches, faltan pintadas, falta gente que no se agache por nada" y proclaman: "libertad de expresión, tomamos posiciones, que retumben las prisiones, los Borbones son unos ladrones". A los ataques a los músicos se suma el caso de Willy Toledo, el actor del ‘Crimen Ferpecto’, acusado por un presunto delito contra los sentimientos religiosos, por una publicación que realizó en Facebook sobre la religión católica.

Jaque al Rey recoge también la enemistad de Felipe con la lucha del pueblo catalán por su independencia, con la figuración en el videoclip de una movilización que levanta las pancartas de “Referéndum ya” y “Fuera el rey”. El tema ha salido en vísperas de un paro por la independencia, convocado para el 11 de septiembre por los Comités de Defensa de la República en Cataluña, junto a una serie de movilizaciones que prometen extenderse hasta el 3 de octubre –cuando se cumple un año del discurso en el que el rey se refiriera a la lucha por la autodeterminación con términos como “ilegal independencia” y referencias a una “deslealtad inadmisible” hacía los poderes y la Constitución españolas. Semanas atrás, el presidente Pedro Sánchez y el monarca fueron a un acto en Barcelona y se encontraron con pancartas que sostenían que “El rey de España no es bienvenido en los países catalanes” y en las que se reclamaba por la libertad de los presos políticos independistas.

Con el corte de difusión de su nuevo disco, Ska-P suma una vez más su arte a la lucha popular, levanta banderas por la libertad de expresión y persigue una jugada de los peones que ponga en jaque al rey colocado por Franco y sostenido por los sucesivos gobiernos democráticos.

MIRÁ TAMBIÉN:

La Guardia Civil denuncia a Evaristo: el Estado español profundiza su ofensiva contra los artistas contestatarios

En esta nota:

Compartir

Comentarios