fbnoscript
18 de mayo de 2018

“Comunismo Revolucionario”, con Urtubey, Gioja y Pichetto

La participación del Comunismo Revolucionario (ruptura del PCR) en el acto convocado por Rodríguez Saá en San Luis junto a Moyano, La Cámpora y todo un sector del kirchnerismo es un paso más en un proceso de integración política. Al impulsar el “Hay 2019” la unidad contra Macri no tiene límites a la derecha. Son los gobernadores, y el conjunto del peronismo, los principales convidados a formar un frente, que en palabras de la CR tienen que resultar en “una unidad amplia para derrotar la reelección en 2019”. Para que no queden dudas, en una de sus últimas editoriales describen como uno de los objetivos fundamentales de su espacio político el de “superar la división histórica del peronismo” (Vamos, 5/4).

De este modo, el Comunismo Revolucionario se reencuentra con su viejo partido, el PCR (rompió hace unos años al denunciarlos por vínculos con el Banco Santander), reclamando el frente “anti Macri” -pro PJ-. Una y otra vez, para contrabandear estos frentes de colaboración de clase, se argumenta la existencia de un supuesto “programa”, que no pasa en el mejor de los casos de un papel mojado o una promesa vacía. Así los “chinos” en los 90 apoyaron el “salariazo y la revolución productiva” de Menem y se encontraron con un gobierno de la Ucedé y el FMI.

El CR, tras su ruptura con el PCR, inició su recorrido político dándole su apoyo electoral al FIT, pero ahora vuelve sobre sus pasos, es decir a la vieja política de colaboración de clases del ´maoísmo´ vernáculo.

El enorme absurdo de pretender un frente “anti Macri” con los que ayer y hoy fueron los aliados principales del gobierno es un camino de completa desmoralización y derrota segura para la clase obrera.

En esta nota:

Compartir

Comentarios